sábado, 26, septiembre, 2020
CubaOnLine

La isla “La Española” fue descubierta por Cristóbal Colón durante su primer viaje al Nuevo Mundo. Tanto le impresionó que en su diario la describió como “una bella isla paradisíaca con altas montañas boscosas y grandes valles y ríos”.
Su capital, Santo Domingo, fue fundada en 1496 y en su actual fisonomía muestra un colorido cuadro de influencias españolas, francesas, haitianas y africanas enmarcadas dentro de una historia de gran riqueza.
Todo visitante debe hacerse el tiempo para recorrer la Zona Colonial, lugar donde comenzó la historia del continente americano. Sus calles angostas conservan el adoquinado original y caminar por ellas permite ver casas del tiempo colonial; la Catedral de Santa María la Menor; el Parque Colón con espacios abiertos para descansar al atardecer; y la calle peatonal de El Conde una de las más comerciales de la ciudad. Hay todo tipo de tiendas, especialmente de souvenirs, arte, discos y algunos restaurantes.

Las playas
La isla ubicada en el corazón del Caribe tiene más de 1500 kilómetros de costas con suaves arenas bañadas de aguas cálidas y transparentes. Sin grandes olas las playas se diferencian por la presencia o ausencia de vientos (o suaves brisas) que permiten hacer kitesurf o windsurf.

Punta Cana
Ubicada en la costa Este de la isla, a veces se la llama “la costa del coco” debido a sus miles de palmeras cocoteras dispersas a lo largo de los 60 kilómetros de arena blanca, con aguas templadas y al resguardo de una barrera de coral. En su recorrido se pueden encontrar varios pueblos o parajes típicos de pescadores dominicanos.
El Aeropuerto Internacional de Punta Cana está a  20 kilómetros de los complejos hoteleros.
Gracias a sus encantos naturales es uno de los destinos turísticos más visitados y con mayor presencia de resorts de cadenas hoteleras internacionales; con la característica de tener una gran concentración de los denominados “all inclusive”. Los grandes complejos hoteleros se alinean a lo largo de 24 kilómetros entre Bávaro y Punta Arena Gorda, muy cerca de Punta Cana.
A pesar del gran número de personas que descansan en ellos y recorren sus playas durante el día, el tamaño de la playa asegura a los visitantes que nunca estarán superpobladas.
Las actividades propuestas incluyen básicamente el descanso y disfrute de sus playas, todos los deportes naúticos, las piscinas, tenis, golf, aprendizaje de merengue y por supuesto comer y beber. Los que gustan de saborear un buen Habano o Puro podrán deleitarse con los excelentes tabacos locales hechos a mano.
Como dato de color esta zona ha sido elegida por Julio Iglesias y el diseñador dominicano Oscar de la Renta para construir sus viviendas permanentes.Oscar de la Renta pasa la mayor parte de su tiempo en la conocida mansión que construy&oac