martes, 26, enero, 2021
CubaOnLine

Desde ANAC aseguraron que están listos para proceder al cierre del aeropuerto desde el 15 de enero, si el Gobierno nacional así lo decide el jueves o viernes.

En el transcurso de la semana, una idea que en principio parecía lejana fue tomando cada vez más fuerza: el cierre para vuelos internacionales del Aeropuerto de Ezeiza. 

Durante los primeros días del año las máximas autoridades ligadas a la aviación y al Gobierno nacional habían negado rotundamente esta opción, pero en las últimas horas ya dejaron ver que es una opción posible de tomar a corto plazo.

Horas antes de Navidad, desde Migraciones hicieron oficial la medida que prohibía el ingreso de extranjeros de países limítrofes (se había implementado ese ingreso como parte de una prueba piloto para activar el turismo en la zona del AMBA). Esta restricción aún sigue vigente y se mantiene hasta el 8 de enero, al igual que la que indica que no pueden ingresar al país vuelos provenientes desde Italia, Reino Unido, Países Bajos, Australia y Dinamarca. 

Esta fecha es la denominada Día D para la actividad aerocomercial internacional, ya que en esa jornada se decidiría o comunicaría los pasos que seguirá el Gobierno nacional respecto de los vuelos que ingresan o salen hacia el extranjero, ya que sería cuando perdería vigencia el Decreto que limita la circulación de turistas foráneos. 

En principio, la medida que toma más fuerza es la que indica que desde el 15 de enero la terminal aérea sólo operaría con servicios de cabotaje. Esa es la determinación que está a la espera de una confirmación y que se definiría luego de que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, se reúna con el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.   

Desde la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), aseguraron a Mensajero:  “Si el gobierno lo decide la ANAC lo instrumenta”. Por su parte, desde JURCA, la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina, explicaron a este medio que ellos no recibieron ninguna notificación o información oficial sobre la posibilidad de que se tome esta medida. 

Ahora resta esperar a la reunión que se concretaría entre jueves y viernes, en la cual se tomará la decisión que marcará el curso de las próximas semanas en cuestión aérea.