martes, 26, enero, 2021
CubaOnLine

Pese a las dudas que existen en algunas provincias por el aumento de los contagios, desde MinTurDep le dijeron a Mensajero que el verano sigue firme.

Ya no quedan dudas: los contagios se están disparando en varias provincias, incluido el Área Metropolitana de Buenos Aires. Argentina parece estar ante las puertas de una segunda ola de COVID-19, justo cuando el año y el verano acaban de comenzar. El rebrote obliga a pensar qué pasará con la temporada estival, sobre todo cuando desde el propio Gobierno nacional se empiezan a barajar medidas más restrictivas, como un eventual toque de queda nocturno.

De hecho, al cierre de esta nota ya eran tres las provincias que habían tomado determinaciones en ese sentido, ya que Chaco y La Pampa anunciaron la prohibición de circular en horas de la noche, mientras que Santiago del Estero estableció la obligatoriedad de presentar un test PCR negativo para los turistas que no sean de los destinos que integran el Ente Norte.

El presidente Alberto Fernández viene haciendo declaraciones fuertes, que abren signos de interrogación con respecto a cómo continuará la temporada de verano. “Mar del Plata no la está pasando bien. Por eso vamos a dejar pasar fin de año y ver cómo está todo después de las fiestas”, había anticipado el mandatario.

Todas estas señales encendieron las alarmas en los sectores público y privado del turismo. Incluso ya hay funcionarios provinciales que comentan off the record su temor a que las vacaciones no lleguen al final de enero. Más allá de esto, desde el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación salieron a poner paños fríos y aseguraron que el verano no está en duda.

“En el gabinete no se está hablando de suspender la temporada. De hecho, Matías Lammens aseguró que eso no está contemplado”, le dijeron a este medio fuentes de la cartera turística nacional. No obstante, aclararon que la situación es muy dinámica y que todo dependerá de la evolución de la curva epidemiológica.