lunes, 25, enero, 2021
CubaOnLine

Leopoldo Lucas, presidente del Iguazú Turismo Ente Municipal (ITUREM), charló con Mensajero acerca de las reaperturas graduales en el parque nacional.

A partir del sábado 19 de diciembre, todos los argentinos podrán visitar el Parque Nacional Iguazú en cualquier día de la semana y recorrer la totalidad de sus circuitos, así como también tendrán la posibilidad de realizar el clásico bautismo de agua con las travesías náuticas. Para ello, deberán hacer una reserva en la página web de Parques Nacionales.

¿Qué significa para Iguazú este nuevo paso para la actividad en el Parque?

Muchísimo. Lo estábamos esperando, porque hace meses venimos trabajando en el turismo interno, en el marco del programa “Misiones para misioneros”, lo cual implicaba una fase de aperturas los sábados y domingos únicamente para 500 personas.

¿Qué balance hacés de todo el proceso de reaperturas escalonadas que los trajo hasta acá?

En julio se habilitó la posibilidad para los iguazuenses de visitar el parque y a fines de agosto, para los misioneros. En la primera instancia, eran 200 personas las que lo podían venir los sábados y domingos y en la segunda, se sumó un cupo de 300 ciudadanos de la provincia. Realmente el balance es positivo. Fue muy importante esta reapertura gradual, porque permitió que pudiéramos ir probando los protocolos de bioseguridad y el sistema de turnos, el cual es fundamental para el funcionamiento del parque. Hay muchas historias increíbles de iguazuenses que nunca habían ido al parque o hacía mucho que no lo visitaban. Hay un ejemplo de una persona que volvió después de 40 años. Y a su vez muchos misioneros que consideraban que no iban a conseguir lugares o que había mucha gente visitándolo pudieron disfrutar de la experiencia.

Teniendo en cuenta los protocolos sanitarios, ¿cómo se comportó el público?

En ese sentido, hay que destacar el trabajo de los guardaparques, junto con los responsables de la empresa concesionaria y por supuesto de la gente, que ha respetado las normativas. Se realizó el otorgamiento de turnos, bien distribuidos, para permitir el ingreso de personas que pudieran visitar los circuitos de manera distanciada. Se vio un buen acompañamiento por parte de los trabajadores del parque. También se sigue usando el trencito, que está muy bien señalizado. El mismo cuenta con acomodadores que van ubicando a la gente con distanciamiento y con una limpieza del servicio antes de partir y luego de dejar a los pasajeros en la estación. Realmente, se dio una manera completa y más personalizada de visitar el circuito. Será otra forma de conocer el Parque Nacional Iguazú, que a su vez se ha preparado con más naturaleza. Van a ver que hay otro tipo de animales y mayor cantidad de aves. Hay muchas novedades para el turista que viene a visitarnos a partir de este sábado.

¿Cómo está atravesando el sector privado este proceso?

Fue difícil, pero al mismo tiempo fue lindo cada vez que se daba una reapertura. Una buena parte del sector privado acompañó el programa “Misiones para misioneros”, Fue muy importante porque una vez que comenzó ya no tuvimos que frenar, sino que siempre hubo avances. Se iban abriendo cada vez más establecimientos hoteleros y gastronómicos. También hubo guías que pudieron trabajar ad honorem y volvieron a tener contacto con los turistas. Hoy existe una oferta muy interesante en todas las categorías de alojamiento que están disponibles para el visitante y una gran cantidad de atractivos que están esperando para sumarse a la experiencia en las Cataratas del Iguazú.

¿Qué expectativas tienen para la temporada de verano?

El último fin de semana largo tuvimos turismo nacional, vinieron muchos viajeros de otros puntos de la Argentina. Fue buena la respuesta de los visitantes, que a pesar de poder recorrer sólo el circuito superior de las Cataratas, igualmente vinieron. Y las expectativas son muy grandes. En el fin de semana de Navidad y de Año Nuevo, vamos a dar la posibilidad de que quienes vengan tengan una cena junto a su familia. Existe una oferta amplia y novedosa para todos los gustos y presupuestos. Todo esto, previo al verano, que el turista va a tener la posibilidad de vivir y disfrutar Iguazú.

¿Hay intenciones de retomar los paseos nocturnos en el parque?

Es muy reciente la habilitación para el turismo en general y todavía no se programaron las visitas para los paseos con luna llena. En cuanto tengamos novedades, las vamos a estar informando, porque sabemos que a la gente le gusta mucho esa excursión. Si los protocolos funcionan correctamente, la cantidad de visitantes diarios se va a ampliar. Hoy la oportunidad de visitar las Cataratas es de día y entiendo que pronto vamos a tener la posibilidad de verlas de noche.

Hasta hace poco, se planteaba la posibilidad de recibir turistas internacionales. ¿Sigue en pie?

La provincia de Misiones está conectada con Brasil y Paraguay. Nosotros tenemos un 90% de límites internacionales y sólo un 10% de comunicación con Corrientes. Todas las fronteras se encuentran inhabilitadas actualmente. En el caso de Puerto Iguazú, está cerrado el paso a través del Puente Internacional Tancredo Neves que nos une con Foz de Iguazú en Brasil. Lo mismo sucede con el paso internacional pluvial con el Puerto Presidente Franco en Paraguay. La estrategia del gobierno provincial es mantenerlas cerradas hasta tanto los países logren estabilizar la curva, ya que Misiones tiene muy pocos casos y nos estamos cuidando mucho en ese sentido.

¿Qué rol creés que va a tener el destino Iguazú en el nuevo turismo?

Hemos aprendido de las tendencias de otros destinos y de las búsquedas de la demanda turística, entendemos que las características de nuestra oferta nos van a dar ventajas para recibir visitantes en el futuro. Creemos que a partir del trabajo que se ha hecho en la provincia de Misiones junto con el destino Iguazú vamos a seguir siendo tendencia. Por eso le queremos decir al público que acá se van a encontrar con un Iguazú con la misma oferta que tenia antes de la pandemia: hoteles de selva, gastronomía de primer nivel y una gran variedad de atractivos, pero también con un destino seguro, que ha trabajado muchísimo en los protocolos. Somos muy serios en ese sentido y nos seguimos preparando para que cada componente de la oferta turística pueda tener sus propias normativas y recibir la capacitación correspondiente. Así que esto es Iguazú en este momento y esperamos que la gente pueda visitarnos como lo hacía antes de la pandemia.