domingo, 17, enero, 2021
CubaOnLine

Marcos Grosso, secretario de Turismo de la ciudad patagónica, habló con Mensajero y dio detalles sobre los preparativos para la reapertura que se dará el 15 de diciembre.

– ¿Cómo son los preparativos para la reapertura a nivel nacional que se dará el 15 de diciembre?

– Venimos trabajando en distintos aspectos desde el primer día que comenzó la pandemia. La primera etapa fue más de contención y de acompañamiento a la gente que estaba en la ciudad y tenía que irse. Después llegó el momento de definir el posicionamiento y las estrategias de comunicación del destinos a través de canales digitales. Apostamos por el país y por el turismo en la región, por encima de los viajes internacionales, porque sabíamos que iban a ser los últimos en regresar. Desarrollamos varios protocolos, fortalecimos el Sello de Calidad Sanitaria de Puerto Madryn que permitió homogenizar criterios, implementar cartelería y folletería, capacitar al personal de alojamiento y gastronomía, para finalmente hacer lo propio con operadoras de buceo y agencias de turismo. Obtuvimos el Sello Safe Travels de WTTC e INPROTUR, y gracias a las gestiones del intendente Ricardo Sastre vamos a tener un refuerzo. Será un hospital modular que se instalará en nuestra ciudad y se convertirá en uno de los 17 que se armarán en todo el país. Es una clara muestra de la relevancia que tendrá Puerto Madryn en el verano.

– ¿Qué herramientas fueron esenciales para que puedan tener un buen presente?

– Las capacitaciones, el trabajo constante con el sector privado y las obras de infraestructura son fundamentales, porque nos permitieron preparar una temporada con la seguridad sanitaria necesaria para recibir a todo el público.

– ¿Qué significó para Puerto Madryn recibir la distinción de Safe Travels?

– Fue un acontecimiento muy importante. La ciudad tiene una rica historia en lo que refiere a la calidad turística, y en este contexto es un mérito superior. El destino tiene un gran compromiso y sabemos que los pasajeros van a darle mucha prioridad a la salud.

– ¿Con qué se va a encontrar el turista que elija a Puerto Madryn como destino?

– Fueron tiempos muy duros, pero afortunadamente el intendente hizo un gran esfuerzo para que la ciudad pueda mantenerse en condiciones. Por suerte en todo momento hubo fondos para turismo e infraestructura, porque es fundamental que el destino sea realmente bello. A su vez, el sector privado trabajó muchísimo para brindar las mejores experiencias. De hecho, tenemos en mente una serie de eventos para el verano, aunque no serán los habituales como los recitales masivos, por ejemplo. Ya se habilitaron los cines, se extendieron los horarios gastronómicos y comerciales, por lo tanto, puedo afirmar que Puerto Madryn, de a poco, pudo encaminarse en la normalidad.

– ¿Cómo hicieron para que las playas y los balnearios puedan adaptarse a esta nueva normalidad?

– Hemos hablado con todo el personal que trabaja en esos ámbitos, al igual que con los guardavidas. Los balnearios de Madryn normalmente están abiertos durante todo el año por el gran movimiento que hay y a su vez son gastronómicos. Hay una fuerte campaña de comunicación por parte del municipio y estamos terminando de armar una aplicación con los guardavidas que va a poder marcar el aforo en la playa. Es decir, la gente va a poder ver cuántas personas hay sin necesidad de descargarse nada. Es simple, aunque apelamos a la responsabilidad individual para que todos se cuiden, mantengan la distancia social. El alcohol en gel claramente se suma a la gorra y al protector solar.

– ¿Qué balance hacés del Plan Previaje?

– Puerto Madryn lanzó Futuro Viaje en junio, con un gran éxito. Era una venta a futuro con descuentos del 50%. A su vez, Previaje arrancó con un poquito de lentitud, pero en la medida que hubo confirmaciones respecto a las condiciones de cada destino y demás, aceleró rotundamente. Creo que fue una buena medida, muy interesante, para motorizar y traccionar el turismo. Hay que entender que todavía vivimos en un contexto de mucha incertidumbre y lógicamente muchas personas tienen temor de quedarse varadas o no poder volver a su destino de origen.

– ¿Por qué la gente sigue apostando por las actividades que hay en Puerto Madryn?

– La ciudad quiere darle la posibilidad al público de disfrutar distintas experiencias. Cada actividad es un recuerdo imborrable, y en temporada de verano hay muchas destacadas, como por ejemplo el snorkelling con lobos marinos. A través de una corta navegación los turistas pueden ir a Punta Loma, una reserva natural. Con todo el equipo de neoprene y las patas de rana cada persona puede meterse al agua e interactuar con la fauna, quienes se terminan acercando a todos de tan curiosos que son. Hay mucho respeto, porque los humanos somos los que vamos a visitarlos a ellos a su hábitat. Somos invitados, no podemos hacer todo lo que se nos ocurra. Otra experiencia fantástica es la temporada de pingüinos, en Punta Tombo, la reserva más tradicional. Es increíble, la gente termina sacando fotos antes de llegar a la pingüinera.

– ¿Qué documentación hay que presentar para ingresar a Puerto Madryn?

– A partir del 15 de diciembre se solicitará la aplicación CuidAR y el certificado de verano, junto con el seguro de viajero de COVID-19. Todas las agencias de turismo lo están ofreciendo, junto con algunas aseguradoras tradicionales. La mayoría lo tiene sin costo mediante la tarjeta de crédito, aunque también hay costos muy accesibles porque no superan los 80 o 90 pesos por día.

– ¿Qué avances hubo en Madryn respecto a la accesibilidad?

– La ciudad hace muchos años trabaja este segmento puntual. La idea es que todos puedan disfrutar de Puerto Madryn, más allá de cualquier discapacidad. Las últimas obras que hicimos, como la remodelación de la Costanera Sur o la terminal de cruceros se llevaron a cabo contemplando la accesibilidad de todos los visitantes.

– ¿Qué objetivos tiene Puerto Madryn para la temporada y para 2021?

– La pandemia nos obligó a reconfigurarlos, pero queremos recuperar los niveles de visitas que tenía la ciudad. Puerto Madryn tiene mucho margen para aumentar la actividad turística. Hoy en día registramos alrededor de 230.000 turistas por año y queremos llegar a los 400.000. También seguiremos apostando por la calidad del destino y por la conservación, el cuidado del medio ambiente.