miércoles, 2, diciembre, 2020
CubaOnLine

Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires, confirmó que estará prohibido el uso de los artefactos en los sitios turísticos para prevenir el contagio de COVID-19.

Ayer a la tarde, Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires, confirmó que habrá temporada de verano en la Provincia y que será desde el 1º de diciembre hasta el 4 de abril.

A pesar de que el anuncio aclaró que no será necesario presentar un hisopado negativo para ingresar a los diferentes puntos turísticos, hubo algunos puntos de los protocolos que llamaron la atención, como la prohibición del uso del aire acondicionado en los circuitos turísticos bonaerenses.

El objetivo es prevenir los contagios de coronavirus, aunque también es cierto que las altas temperaturas lógicas por el calor pueden ocasionar otras imperfecciones en lo que refiere a la salud.

Si bien la medida puede causar cierto “fastidio”, lo cierto es que la propagación del COVID-19 a través del aire es uno de los tantos intercambios de ideas en los que incurrió la Organización Mundial de la Salud (OMS), que por cierto desconcierta a los especialistas.

En marzo, la entidad había sacado la conclusión de que el virus se transmite por el contacto con gotitas de saliva que proceden de tos, estornudos o de la simple respiración cercana de otra persona, pero que no quedaba flotando en el aire ni era posible que se transmita a través de él si una persona sale a la calle, por ejemplo.

Sin embargo, en junio un estudio realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas (CDC) del Distrito de Guangzhou Yuexiu, China relacionó al COVID-19 con el uso del aire acondicionado.

Por último, en lo que refiere a materia turística, vale aclarar que el funcionario a cargo de la Provincia de Buenos Aires adelantó que durante la temporada de verano no habrá teatros, casinos, bingos ni campings habilitados.