jueves, 22, octubre, 2020
CubaOnLine

Los ministros Lammens y Kulfas comunicaron que se pondrá en marcha una línea de préstamos que tendrá un año de gracia, cero intereses hasta la cuota 12 y 18% hasta la 24. 

Era una medida muy requerida y esperada por el empresariado turístico argentino. Desde inicios de la pandemia, la plana mayor del sector privado venía insistiendo en la necesidad imperiosa de establecer una línea de créditos a tasa 0% para la industria. Ese pedido fue escuchado por los senadores que elaboraron la Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional, que obtuvo rango de ley a principios de septiembre. Los legisladores incluyeron una seductora propuesta crediticia en el artículo 13° de la norma, aunque luego de su publicación en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional decidió vetarlo. ¿Por qué? Según le explicaron a Mensajero fuentes del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, “algunos puntos que planteaba ese artículo ponían en riesgo el patrimonio del Banco Nación”. Desde ese momento, las autoridades nacionales comenzaron a elaborar un plan alternativo que le ofreciera herramientas parecidas a las empresas del rubro.

Ese asunto que había quedado pendiente fue zanjado ayer por la tarde, cuando los ministros Matías Lammens y Matías Kulfas anunciaron la puesta en marcha de una nueva línea de créditos para reemplazar a la que había sido vetada semanas atrás. Estos préstamos se instrumentarán a través del Banco Nación y tendrán características muy similares a los que estaban contemplados en la ley. La única diferencia sustancial es que habrá menos tiempo para pagarlos. Originalmente se establecía un plazo límite de 36 meses y ahora ese lapso fue reducido a 24. Sin embargo, la iniciativa anterior incluía seis meses de gracia para pago de capital e intereses, mientras que en la flamante propuesta el período de gracia será de un año. Además, se mantendrá la tasa de interés al 0% para las primeras 12 cuotas y, luego, habrá 18% para el segundo año, cuando en la línea crediticia que figuraba en el artículo 13° se estipulaba una tasa del 20% para ese período.

Integrantes de la cartera que conduce Matías Lammens le dijeron a este medio que esta línea “es más beneficiosa aún que la que planteaba el proyecto de ley”. “Aparte abarca al sector de manera más amplia”, completaron desde el ministerio.

Los nuevos créditos estarán constituidos por un fondo de 3000 millones de pesos y respaldados en su totalidad por las garantías del FOGAR. Estarán destinados a empresas con certificado MiPyme, monotributistas y autónomos. En el caso de los últimos, podrán pedir hasta dos meses y medio de facturación con un tope de 10 millones de pesos, en tanto que los monotributistas de las categorías más bajas (A, B y C) estarán habilitados para acceder a un único desembolso de 50.000 pesos por beneficiario. Por último, las categorías de la D a la K tendrán la posibilidad de solicitar hasta 200.000 pesos.

“Somos conscientes de la dificultad que afrontan las actividades de la cadena del sector del turismo de Argentina. Queremos decirles, con este paquete de ayuda, que no están solos y que hay un gobierno que los escucha, entiende y que los va a seguir acompañando hasta que la actividad se pueda normalizar y sea una de las que impulse la reactivación económica”, sostuvo Kulfas. Por su parte, Lammens resaltó el trabajo en conjunto con el Banco Nación y la cartera de Desarrollo Productivo: “Esta línea de créditos será muy importante para las pymes de la industria, una fuente generadora de empleo genuino a nivel federal que vamos a seguir protegiendo”.