domingo, 20, septiembre, 2020
CubaOnLine

Paola Tamburelli, titular de ANAC, ratificó la intención del Gobierno de que tanto los servicios de cabotaje como los internacionales regresen el próximo mes.   

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) organizó un webinar Argentina: listos para el despegue del que participaron funcionarios nacionales y ejecutivos de compañías aéreas. 

En este marco, la directora de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli, se refirió al desarrollo de los protocolos y a la intención que hay de parte del organismo de que los vuelos regresen lo antes posible. 

“En lo internacional lo que quiero recalcar es que hablar de reapertura de vuelos hoy se entendería como un regreso a la posibilidad de ofrecer operaciones regulares sin limitaciones más que las establecidas por la capacidad acordada en los acuerdos laterales vigentes. Desde el inicio de la pandemia venimos trabajando sin pausa en ANAC en lo que podemos analizar como distintas fases”, relató Tamburelli. 

En este sentido, detalló que la primera etapa estuvo vinculada con los vuelos especiales, que tuvieron como objetivo la repatriación de argentinos. Luego, iniciaron una segunda etapa en la que se empezaron a restablecer servicios internacionales a los que podía acceder cualquier pasajero, siempre y cuando cumpliese con los requisitos establecidos por el país de destino, además de las normas sanitarias nacionales. 

“Hoy, septiembre 2020, la autoridad aeronáutica argentina aprobó un total de 81 vuelos internacionales, entre los que se encuentran Asunción, Beijing​, San Pablo, Cochabamba y La Paz. Sabemos que necesitamos pasar a la tan necesaria etapa y estamos trabajando y pensando para que el 1° de octubre retornen los vuelos regulares, tanto domésticos como internacionales”, especificó. 

Sin embargo, aclaró que esto está sujeto a las autoridades sanitarias que, junto con el Poder Ejecutivo van a evaluar el riesgo en función de la evolución de la pandemia. A su vez, resaltó que, por la dinámica propia del virus que varia de provincia a provincia, las autoridades tendrán la decisión de cuándo recibir vuelos. “Esta situación se replica en lo internacional donde los vuelos van a estar condicionados por la apertura o las restricciones de fronteras internacionales dispuestas por cada Estado y que van a definir a qué destino se puede volar”, indicó. Y agregó: “Para nosotros como autoridad aeronáutica es una prioridad el retorno a los vuelos regulares. Hay muchos organismos trabajando en una aplicación sólida”.  


Protocolos en marcha
Por otro lado, insistió en que esta serie de normas son el medio “más idóneo para poder reactivar la actividad”. 

“En estos protocolos trabajamos junto con la industria coincidiendo en que lo que necesitamos es que los pasajeros y las autoridades que tienen en sus manos la decisión final de apertura puedan confiar en el sistema y permitir recuperar al transporte aéreo el rol fundamental de contribuir a la reactivación de la economía”, subrayó. 

Yendo al detalle, explicó que trabajaron, por un lado, con el Ministerio de Transporte en lineamientos comunes compatibilizando los criterios con las diferentes organizaciones internacionales paraguas que regulan a las distintas modalidades. “Consensuamos en un documento que apunta a reducir el riesgo de transmisión del virus. Seguimos un esquema de gestión porque sabemos que no se puede eliminar por completa la posibilidad de propagación de la enfermedad pero sí estamos seguros de que lo redirigimos a números que pueden tomarse como aceptables”, focalizó. 

Al momento del cierre de esta nota, el protocolo se estaba presentando a los organismos del país en una reunión en el Aeropuerto de Ezeiza y una vez que tenga el “ok” definitivo será dado a conocer a toda la industria.