miércoles, 30, septiembre, 2020
CubaOnLine

El diputado Ramiro Fernández Patri se reunió con las cámaras que representan a ambos rubros para elaborar una norma que contemple medidas de alivio.

Hay algo que está claro: la ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional será de suma importancia para la continuidad de miles de empresas. Sin embargo, otra verdad irrefutable es que algunas actividades, como la gastronomía y los guías de turismo, no llegaron a ser incluidas en esa norma. Por eso, el viernes pasado, las cámaras que representan a ambos rubros mantuvieron una reunión con el diputado nacional Ramiro Fernández Patri para avanzar en la conformación de un proyecto de ley que instruya medidas de alivio fiscal y económico.

¿Por qué no se los contempló en el texto que sancionó la semana pasada la Cámara de Diputados de la Nación? “Cuando hablé en la sesión del martes dije que había muchas medidas que nos gustaría haber incorporado, pero que si las colocábamos iba a haber un nuevo giro hacia el Senado y no queríamos demorar más. Preferimos aprobarlo tal cual vino y ahora estamos trabajando en esas cuestiones que quedaron afuera”, explicó Fernández Patri en diálogo con Mensajero.

En concreto, el legislador del Frente de Todos está elaborando un proyecto que pretende presentar en la Cámara Baja y que incluirá una serie de disposiciones para varios rubros turísticos. Uno de ellos, por supuesto, será el gastronómico, que actualmente está facturando al 15% o 20%, cuando su punto de equilibrio es a partir del 70%. “Tenemos que ayudarlos a disminuir los costos, porque ellos, aún con rentabilidad negativa, están abriendo los negocios para darles una señal a los clientes y para mantener a sus empleados activos”, agregó.

Ramiro Fernández Patri

Uno de los puntos a abordar en la nueva ley será el tema del pago de la energía eléctrica por potencia contratada. En el texto se buscará la forma de que las empresas prestadoras no les cobren por el servicio no consumido y que les hagan un plan de 12 cuotas para cancelar la deuda que tengan hasta el momento. A su vez, la intención es encontrar una alternativa para compensar el débito fiscal de los gastronómicos con cargas patronales que hoy no están pudiendo abonar. “Los empresarios de ese sector compran insumos por 25 pesos y los venden al público por 100. En el medio tienen un juego de crédito y débito fiscal que no pueden descargar. Sería una forma de ir bajando las deudas para que puedan sostenerse hasta regresar a la normalidad”, aseguró el diputado formoseño.

Por otro lado, incluirá un artículo para establecer la prolongación de los plazos y un período de gracia para el pago de créditos que las compañías hayan tomado.

Los guías de turismo fueron uno de los grandes ausentes en la ley de sostenimiento y reactivación, por lo que ahora sí estarán contemplados: “Hay 10.000 guías que no cuentan con un programa específico porque el APTur tiene el requisito de estar inscrito en AFIP hace más de un año y sabemos que muchos trabajan en la informalidad. Después hay otros que tienen horas en la docencia y eso hizo que no puedan recibir el IFE. Se quedaron sin la asistencia del Estado y es uno de los eslabones esenciales de la cadena porque son quienes hacen vivir la experiencia. Queremos sumarlos a este proyecto”.

Por último, también habrá un espacio para los trabajadores culturales, que forman parte de casi todos los circuitos turísticos del país. Se trata de otro de los rubros menos acompañados durante la pandemia. Si bien la beca Sostener Cultura alcanzó a varios de ellos, ese programa se está quedando sin financiamiento porque se costea con el Fondo Nacional de las Artes. El texto de Fernández Patri intentará que esa iniciativa tenga mayor continuidad y que se garantice, por lo menos, hasta fin de año.

Ariel Amoroso, presidente de AHRCC, fue uno de los dirigentes que participó de la reunión con el diputado nacional. Ante la consulta de este medio, la calificó como “un buen inicio” y dijo que están “bien encaminados”.