domingo, 20, septiembre, 2020
CubaOnLine

En una nueva edición de Ampliar Destinos, el ciclo impulsado por la CAT, la provincia convocó a más de 250 empresas de turismo.

La apertura del encuentro fue encabezada por Aldo Elías, presidente de la CAT, junto con Yanina Martínez, secretaria de Promoción Turística y contó con la participación de Héctor Viñuales, presidente de Fedecatur.  Además,  Ramiro Fernández Patri, vicepresidente de la Comisión de Turismo de Diputados de la Nación y exministro de Turismo de Formosa, envió un video para agradecer a los participantes y los invitó a visitar la provincia.

El encargado de llevar adelante la capacitación Formosa quiere decir hermosa fue  Gustavo Silguero, asesor del Ministerio de Turismo provincial, quien hizo un recorrido por los múltiples atractivos de la región, partiendo de la ciudad capital, a orillas del rio Paraguay.

Uno de los principales aspectos que se expusieron fue la gastronomía local, con platos típicos como el Borí Borí, el Chipa Guazú, los bocadillos de mandioca frita, de yacaré y opciones de pescados de río como el pacú. Incluso mencionó al festival gastronómico Formosa da Gusto como una de las alternativas para degustar la cocina regional. 

Otro de los destinos propuestos fue Herradura, destacado por su belleza y porque es la ciudad en la que cada año se celebra la Fiesta Nacional de la Corvina de Río, que convoca a miles de pescadores de todo el país. Por otro lado, se subrayó la opción costera de El Colorado, que se ubica sobre el río Bermejo y es el lugar en el que se inauguró un gran Parque Acuático, compuesto por siete piscinas para niños y adultos.

Para prevalecer el contacto con la naturaleza, se resaltó el Parque Nacional Río Pilcomayo, que se caracteriza por una gran llanura cubierta de esteros y lagunas, sabanas con palmar, isletas de monte y selva de ribera. Mientras que El Bañado La Estrella fue presentado como el atractivo más destacado de la provincia, considerado una de las Siete Maravillas Naturales de la Argentina.

Finalmente, se puso el foco sobre un sitio muy buscado para el avistaje de aves y los safaris fotográficos, el Fortín La Soledad, que cuenta con unas 150 plazas de alojamiento. Además, se mencionó el Vertedero, a 45 km de Las Lomitas, una obra hidrovial construida para el manejo del agua mediante un sistema de compuertas. Es un espejo de agua con troncos secos que asoman sus ramas donde posan las aves biguás, regalando postales soñadas al visitante.

“Para acceder a las prácticas náuticas o bien a las excursiones a caballo siempre hay que hacerlo con prestadores y guías baquianos que conocen la zona”, explicó Silguero.