jueves, 1, octubre, 2020
CubaOnLine

El DNU 641/2020 deja sin efecto las reuniones sociales, eventos y actividades turísticas en todo el país, aunque algunas provincias adelantaron que no se van a adherir.

Desde hoy, y por un lapso de 15 días, en Argentina quedaron prohibidas las reuniones sociales y familiares de acuerdo al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 641/2020 que dictaminó Alberto Fernández, presidente de la Nación.

En el nuevo decreto, el Gobierno oficializó el período de Aislamiento y Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) hasta el 16 de agosto inclusive, según corresponda en cada región del país, en lo que implica la novena extensión de la cuarentena que rige desde el 20 de marzo pasado por la pandemia de coronavirus.

Entre las actividades que quedaron sin efecto por dos semanas se encuentra el turismo interno, a pesar de que algunas provincias y municipios ya lo habían autorizado con la implementación de distintos protocolos.

DNU 641

Además del turismo, hay otros rubros que se verán imposibilitados de retomar sus tareas habituales, como los cines, teatros, centros culturales, clubes, gimnasios, bibliotecas, museos, restaurantes y bares, sin dejar de lado tampoco al servicio público de transporte de pasajeros interurbano.

Vale resaltar que la infracción a esta normativa deberá ser denunciada por la autoridad interviniente a fin de que la par competente determine si se cometieron los delitos previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal de la Nación. De hecho, en el anuncio oficial del último viernes, el presidente Alberto Fernández confirmó que quienes violen el aislamiento deberán enfrentar consecuencias penales por “favorecer la transmisión de una enfermedad“.

¿Un “desafío” al presidente?
De acuerdo a las últimas novedades y declaraciones que transmitieron distintos allegados a Gustavo Valdés, gobernador radical de Corrientes, la provincia no cumplirá con el decreto que prohíbe las reuniones sociales.

“Nosotros estamos bien, en una situación sanitaria buena, sin circulación viral comunitaria. No hay razones para suspender las encuentros sociales y familiares”, indicó en declaraciones radiales Carlos Vignolo, secretario general de la Gobernación.

“La misma norma nacional deja a salvo algunas excepciones, entre las que Corrientes funda la decisión de no prohibir las reuniones sociales”, agregó.

“Seguramente testeando la sensación a lo largo del país los indujo a una decisión de esta naturaleza. Entiendo que cada territorio tendrá la potestad de ajustar. Una reunión familiar o social de 10 personas no es un tema que complique las cosas”, finalizó.