domingo, 20, septiembre, 2020
CubaOnLine

Realizarán obras de remodelación en la pista y en el sector de la terminal en el que operarán los vuelos regionales. Así lo confirmaron autoridades de AA2000.

Si bien, el 12 de mayo, cuando la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) anunció que se postergaba hasta el 1° de diciembre el retorno de los vuelos regionales desde Aeroparque, se conoció esta iniciativa, el fin de semana llegó la conformación.

Desde el sábado pasado, 1° de agosto, el Aeroparque Jorge Newbery dejó de estar operativo, situación que se mantendrá hasta diciembre. Según adelantaron representantes de Aeropuertos Argentina 2000 esta medida está relacionada con el inicio de las obras de modernización en la pista y en el sector de la terminal en el que se realizarán los vuelos regionales. Lo cual permitirá que se vuelvan a operar salidas y partidas desde y hacia Brasil, Paraguay, Chile y Bolivia; además, se incorporará la conexión con Perú.

De esta manera, las compañías mudarán sus operaciones al Aeropuerto Internacional de Ezeiza. “Ante una eventual reanudación de los servicios en las próximas semanas, el servicio se centralizará en esa terminal aérea hasta tanto Aeroparque vuelva a estar en condiciones de operar“, aclararon desde AA2000, organismo encargado de la ejecución, a Télam.

Por otro lado, explicaron que la financiación estará a cargo del Fideicomiso de Fortalecimiento del Sistema Nacional de Aeropuertos que administra el Ministerio de Transporte y ejecuta el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA).

Con respecto al detalle de los trabajos, indicaron que durarán entre 4 y 5 meses, lapso en el que agregarán 615 metros de pista de largo y 20 de ancho. “Permitirá optimizar las operaciones regionales y mejorar la seguridad y la conectividad con el exterior, por lo que la pista pasará de los 2100 m actuales de largo y 40 de ancho, a 2715 de largo con un ancho de 60 metros”, describieron.

“Estas remodelaciones permitirán aumentar la categoría del aeropuerto y posibilitará las operaciones de aeronaves de mayor porte, como los Boeing 787 y los Airbus 330”, destacaron.

Finalmente, especificaron que ampliarán el sector de arribos y partidas internacionales en la terminal de pasajeros, y se instalará “un nuevo sistema de balizamiento que fortalecerá la seguridad operacional en los despegues y aterrizajes”.