sábado, 8, agosto, 2020
CubaOnLine

El presidente Luis Lacalle Pou aseguró que todos los días se levanta esperando que bajen los casos en sus países vecinos, pero dijo que abrir sería peligroso. 

La reactivación del flujo turístico entre Argentina y Uruguay aún está muy lejos en el tiempo. De hecho, las autoridades del país vecino ni siquiera se animan a jugar con una fecha tentativa, debido a la gran cantidad de casos que se registran diariamente a nivel nacional. Durante una conferencia de prensa, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, dejó en claro que «sería un sueño poder hacerlo», principalmente de cara a la temporada de verano, pero aseguró que hoy «es complejo».

«Formalmente no podemos dar una fecha, porque no depende de Uruguay. Hoy depende de Argentina y de Brasil. Todos los días me levanto esperando que haya pocos casos en esos países. Sabemos que si abrimos las fronteras será para tener una alta posibilidad de que crezcan los contagios, y eso es ir para atrás seguro. Entonces, estamos lejos, lejos de poder prever una fecha”, explicó el mandatario.

Esta declaración de Lacalle Pou, que cierra definitivamente cualquier posibilidad de apertura en el corto y mediano plazo, se dio justo unos días después de que Juan Carlos López Mena, fundador y presidente de Buquebus, les solicitara a los gobiernos de Argentina y Uruguay el reinicio de las operaciones entre Buenos Aires y Colonia desde el 3 de agosto.