domingo, 20, septiembre, 2020
CubaOnLine

Tras varios meses de charlas y negociaciones, la Legislatura provincial aprobó esta norma que otorgará herramientas para agilizar la recuperación de la industria. 

Los casi tres largos meses de negociaciones entre los sectores público y privado de Salta concluyeron ayer con un final feliz para la industria luego de que la Cámara de Diputados de la provincia aprobara el proyecto de Ley de Emergencia Turística con 52 votos positivos y dos abstenciones. El Senado hizo lo propio ayer a últimas horas de la tarde. La iniciativa, que llegó a las cámaras con un amplio consenso entre todas las partes, será fundamental para acelerar los plazos de recuperación de un rubro que viene muy golpeado por los efectos adversos de la pandemia.

De esta manera, en Salta se declaró la emergencia turística por el plazo de 180 días, con la posibilidad de que el Poder Ejecutivo la extienda en función de las condiciones sanitarias. A partir de esta norma jurídica, los micro, pequeños o medianos prestadores turísticos podrán acceder a diferentes beneficios vinculados con aspectos financieros, impositivos e incluso asesoría y acompañamiento para la gestión de créditos.

Entre algunas de las medidas que dispone, se encuentran la exención del pago del impuesto a las actividades económicas y del impuesto al sello para el periodo 2020, el diferimiento de los mismos conceptos en un 50% para el ejercicio del 2021, las suspensiones de diferentes cánones, el asesoramiento y apoyo del Gobierno para la presentación y tramitación de tarifas diferenciales ante las empresas de servicios y el otorgamiento de avales o herramientas para el acceso a créditos o al mercado de capitales.

Mario Peña, ministro de Turismo y Deportes de Salta

Todos los actores que formaron parte de la confección de la ley destacaron su carácter participativo. Ese fue el caso del diputado salteño Julio Moreno, quien aseguró que la crisis actual “necesita de la cooperación de todos para la toma de decisiones”. Por su parte, Mario Peña, ministro de Turismo y Deportes provincial, celebró el acompañamiento integral que tuvo esta propuesta: “Esta ley representa la firme decisión de nuestro gobernador Gustavo Sáenz de estar al lado de cada salteño. Por eso, creamos un mix de herramientas para que esta actividad tan importante para la economía provincial pueda atravesar este momento”.

Por último, Carlos Eckhardt, presidente de la Cámara de Turismo de Salta, resaltó el trabajo mancomunado y se mostró esperanzado: “Esto es un ejemplo de que, cuando en una mesa de crisis se trabaja con valores técnicos y responsabilidad, se logran estos resultados. Trabajamos correctamente para llegar hasta este día, que es un momento importante para consolidar lo que tenemos por delante. Esta ley es de contención y comprensión para todo el sector turístico”.