domingo, 20, septiembre, 2020
CubaOnLine

Resaltaron “la falta de interés y compromiso” que vieron en los legisladores de la Comisión de Turismo de la Cámara Baja al tratar la Ley de Emergencia Turística.

Con la firma de los presidentes de casi 20 entidades del sector turístico de Río Negro, entre las que se encuentra la Cámara de Turismo provincial y de Bariloche, las entidades se manifestaron contra el tratamiento que se le dio al proyecto de Ley de Emergencia Turística por parte de los miembros de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados de la Nación.

En principio, explican que vieron “con extremada preocupación y tristeza, la falta de interés y compromiso” que varios de los legisladores demostraron ante el trágico momento que atraviesa la actividad.

“Muchos de ellos, incluso, incorporándose únicamente en el momento de la votación y haciendo oídos sordos a todas las declaraciones que realizaron cada uno de nuestros representantes del sector”, remarcaron.

Asimismo, al hablar sobre los proyectos que se votaron en la Cámara Baja, remarcaron que hay puntos “esenciales y no resignables” que fueron consensuados por el sector y que deben ser incluidos en la ley que se apruebe.

Al respecto, detallaron que las medidas de auxilio deben alcanzar a todas las empresas del sector, y a todas las actividades que lo componen. “Los planes de Auxilio al Trabajo y a la Producción (ATP) deben garantizarse por ley, en los términos hoy existentes, por un lapso igual al que dure la emergencia, y cuando menos, hasta fin de año”, detallaron. En definitiva, este como otros ejes que indicaron corresponden a los resaltados por Aldo Elías de la Cámara Argentina de Turismo durante el disertación en la Cámara Baja hace casi un año.

En este sentido, también se refirieron a lo necesario de que se establezcan “corrimientos y exenciones impositivas concretas y reales” y que “debe reducirse al máximo los cargos establecidos por las entidades financieras por el uso de tarjeta de crédito y/o débito”.

 “No es una ley de emergencia, no trae alivio real al sector, no protege el empleo ni a las empresas”, puntualizaron.

Otros puntos fueron la necesidad de reimplantar el régimen establecido por el Decreto 814/01, permitiendo a esta actividad, de servicios primordialmente, que pueda deducir parte de las cargas laborales del IVA; la suspensión de ejecuciones fiscales y donde no se puedan promover nuevas y queden en suspenso los ya iniciados; y que debe alentarse las reprogramaciones de los servicios turísticos que no se presten en las fechas previstas por causas vinculadas al COVID-19. “Créditos a tasa cero para prestadores turísticos. Con fines amplios para el sostenimiento y subsistencia de la actividad y amplio plazo de gracia. Y por último, participar en forma activa de la redacción y puesta en práctica de todo plan de regímenes de preventa turística y fomento de la actividad, para que ninguna actividad o región se vea perjudicada frente a otras”, indicaron,

Sobre el documento del diputado formoseño del Frente de Todos, Ramiro Fernández Patri, explicaron que no les permite atravesar esta tormenta y llegar con vida al día después. “Este proyecto tal como está redactado, demuestra falta de empatía y trabajo conjunto con el sector turístico privado. Pareciera que no hay interés real en poder sostener esta actividad, que no solo genera ingresos genuinos al país, sino que es fuente de miles y miles de puestos de trabajo directos y genera un sano derrame en muchísimas economías regionales sociales”, insistieron.

Para cerrar, hicieron hincapié en que: “Rio Negro no soporta ni un día más. La actividad turística no resiste un día más. No podemos seguir esperando los tiempos parlamentarios, necesitamos con urgencia una Ley de Emergencia Turística con medidas que atiendan las necesidades reales. La actividad turística ha contribuido silenciosamente a la economía de esta provincia y del país, año tras año, crisis tras crisis. Hoy somos nosotros los que necesitamos el auxilio”.