lunes, 13, julio, 2020
CubaOnLine

Con el apoyo de la OMS y los ministerios de Salud y Turismo de la Isla Grande, la compañía implementó más normas de higiene y seguridad en sus hoteles a través del programa «Stay Safe with Meliá».

El bienestar de los huéspedes durante la estadía es una prioridad para Meliá Cuba. Por este motivo, en la compañía trabajaron intensamente para introducir en todos sus hoteles los nuevos estándares de higiene y seguridad que desarrolla Meliá Hotels International a nivel global a través del programa Stay Safe with Meliá. Estos exigentes protocolos contemplan las recomendaciones de salud y seguridad de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y de los Ministerios de Salud y Turismo de la República de Cuba.

En un escenario diferente, los clientes podrán disfrutar de un concepto hotelero diferente, más seguro, pero con la misma calidez y excelencia que el servicio propone. Uno de los propósitos es brindar una experiencia positiva para los visitantes y para los trabajadores, ya que las medidas refuerzan aspectos relacionados con la limpieza de áreas y superficies, el mantenimiento de las distancias de seguridad en zonas comunes y de actividades, así como la protección del personal de contacto y la digitalización de servicios.

A partir del próximo 1º de julio comenzarán a prestarse servicios turísticos internacionales en los cayos de la isla. Esta etapa se abrirá para Meliá Cuba con la reapertura del hotel Meliá Las Dunas en Cayo Santa María.

Por otra parte, para el mercado local, ya regularizó su actividad el hotel Sol Río de Luna y Mares, en Holguín, y a partir del 1 de julio se sumarán, en Varadero, el hotel Sol Palmeras y el Meliá Internacional Varadero.