miércoles, 23, septiembre, 2020
CubaOnLine

La cadena hotelera ya planifica la reapertura de sus establecimientos de la región bajo estrictos protocolos de higiene y seguridad. 

Luego de meses de incertidumbre, Accor comienza a rediseñar la operación de sus hoteles para volver al trabajo en Sudamérica, con la implementación de 150 protocolos sanitarios “orientados a ofrecer una estancia segura y protegida”. Las medidas serán certificadas en cada establecimiento que reinicie su actividad por medio del sello ALL SAFE, diseñado por la cadena junto a la agencia internacional Bureau Veritas, dedicada a realizar pruebas, inspección y certificación.

“Nuestro compromiso es disponer del mejor estándar en cada uno de los hoteles, más allá de las normas locales, para resguardar la tranquilidad de quienes trabajan con nosotros y de quienes se hospedan. Así queremos mantener la confianza en nuestras marcas con respaldo internacional y que nos volvamos a reencontrar pronto”, indicó Franck Pruvost, jefe de operaciones en Países Hispánicos de Accor.

Las disposiciones que se pondrán en marcha contemplan las reglas impuestas por los gobiernos locales, como el uso de mascarillas en el interior de los establecimientos, medición de temperatura para colaboradores y clientes, higienización rigurosa de las habitaciones y zonas de alto contacto, el distanciamiento físico y la colocación de alcohol gel en espacios comunes. Sin embargo, también activará un programa reforzado de limpieza, desarrollado en conjunto con Diversey, proveedor líder de productos profesionales de aseo hospitalario. El objetivo es capacitar a los colaboradores y además actualizar los protocolos de desinfección para todas las propiedades, incluyendo espacios como cocinas y restaurantes.

“También se incentivará el uso de las plataformas digitales para entregar información y para tramitar los procesos de pago, de tal manera de evitar el efectivo o las tarjetas de créditos en recepción. Además, se promoverá un check out ‘fast & paper less’ que permitirá dejar la llave de la habitación en una caja dispuesta para ello y recibir los cargos extras en el mail”, dijeron desde Accor en un comunicado.

Por otro lado, en cuanto a la limpieza de los cuartos, la empresa dispondrá una intensificación de la misma, aunque lo hará cada tres días para evitar el contacto y prevenir enfermedades. Al cuarto día de alojamiento se entregará al huésped una nueva habitación higienizada, y tras el check out pasarán 24 horas sin acceso antes que reingrese el personal de limpieza. La ropa de cama será lavada a altas temperaturas, se fomentará la reutilización de toallas y se entregarán envasados los controles remotos del aire acondicionado, televisión, secadores y frigobar.

En relación a alimentos y bebidas, las cartas de los restaurantes estarán disponibles a través de código QR y de WhatsApp para que los huéspedes no tengan que tocarlas. “Los desayunos podrán llevarse a la habitación sin costo adicional, con opciones a elección y en porciones individuales”, comentaron.

Por último, habrá un Officer ALLSAFE, un miembro del staff dedicado a velar por el cumplimiento y la implementación de las medidas del sello.