martes, 7, julio, 2020
CubaOnLine

Según un informe emitido por la OMT, la situación sanitaria derivó en una pérdida de 195 mil millones de dólares.

Luego de una larga inactividad, el Barómetro del Turismo Mundial de la OMT anunció que el sector está comenzando a reiniciar en algunas regiones, particularmente en destinos del hemisferio norte. Sin embargo, las restricciones a los viajes continúan vigentes en la gran mayoría de las ciudades a nivel global y la industria sigue siendo una de las más golpeadas.

Aunque abril es un mes que genera mucha actividad turística en el mundo, la implementación de las restricciones a los viajes generó una caída del 97% en las llegadas de turistas internacionales, luego de una disminución del 55% en marzo. El balance general de enero a abril de 2020 mostró una baja del 44% en los viajes, lo cual se tradujo en una pérdida de aproximadamente 195 mil millones en ingresos.

En ese contexto, Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, afirmó: “La caída repentina y masiva en el número de turistas amenaza a empleos y economías. Es vital que el reinicio del turismo sea una prioridad y se gestione de manera responsable, protegiendo a los más vulnerables y con la salud y la seguridad como la principal preocupación del sector. Hasta el reinicio general del turismo, la OMT vuelve a pedir un fuerte apoyo para proteger empleos y empresas. Por lo tanto, acogemos con beneplácito los pasos tomados, tanto por la Unión Europea como por países individuales, incluidos Francia y España, para apoyar el turismo económicamente y construir las bases para la recuperación”.

Algunos de los gobiernos nacionales de todo el mundo comenzaron a introducir medidas con la intención de reiniciar el turismo, como levantar gradualmente las restricciones, crear corredores de viaje, reanudar algunos vuelos internacionales y mejorar los protocolos de seguridad e higiene.

Asia y el Pacífico fue la primera región en verse afectada por el avance del coronavirus, especialmente entre enero y abril, con una caída en las llegadas del 51%. En ese mismo período, Europa fue la segunda más perjudicada (-44%), seguida por Medio Oriente (-40%), Américas (-36%) y África (-35%).