martes, 7, julio, 2020
CubaOnLine

De forma gradual, hoteles, restaurantes y varios negocios del destino mexicano fueron autorizados para recibir viajeros nacionales e internacionales.

A través de un comunicado emitido por Marc Murphy, director general de la Oficina de Visitantes y Convenciones de Riviera Nayarit, el destino ubicado en la costa mexicana del Océano Pacífico informó que desde ayer, 15 de junio, el sector turístico inició su fase de reapertura gradual.

De esta forma, hoteles, restaurantes y varios negocios del sector ya están preparados para recibir a viajeros nacionales e internacionales, ya que fueron autorizados para retomar sus actividades, siempre y cuando cumplan con los protocolos y medidas de salud establecidas por las autoridades estatales, con una capacidad máxima del 30% para garantizar un distanciamiento social seguro dentro de las propiedades y establecimientos. 

A su vez, el destino aclaró que algunos servicios y comodidades como gimnasios y spas podrán permanecer cerrados o bien podrían operar con capacidad limitada. Incluso, actividades como tours, campos de golf y bares no serán parte de esta primera etapa y abrirán gradualmente en los próximos días y semanas.

En los últimos meses, la Oficina de Visitantes y Convenciones de Riviera Nayarit trabajaron en conjunto con las autoridades del estado de Nayarit para establecer las normas de seguridad pertinentes que garanticen espacios libres de COVID-19. Durante el mes de mayo, compartieron con todos sus socios comerciales en el destino la «Guía de Bienestar y Mejores Prácticas Turísticas de la Riviera Nayarit», que le permitió ser parte del selecto grupo de destinos en el mundo que fueron reconocidos con el «Sello de Viajes Seguros» del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC).

La conectividad aérea entre México y el destino se lleva a cabo a través del aeropuerto Internacional de Puerto Vallarta, de forma gradual, con vuelos de las aerolíneas Aeroméxico, Interjet, Volaris, Vive Aerobus y TAR. El aeropuerto desarrolló varias medidas y protocolos de seguridad e higiene en beneficio de los viajeros, con un rol destacado para el control de la temperatura mediante cámaras de imágenes térmicas en todas las llegadas y salidas de pasajeros.