miércoles, 8, julio, 2020
CubaOnLine

Mauricio Sana, director comercial de Flybondi, dialogó con Mensajero sobre la situación de El Palomar y además explicó cómo se preparan para el «día después».

En principio, las operaciones aerocomerciales en Argentina están pautadas para después del 1° de septiembre. Si bien se espera que la fecha se modifique y la reactivación suceda antes, lo que sí es una certeza es que el mercado no volverá a ser el mismo. El nuevo pasajero demandará otros servicios que le brinden una mayor seguridad y a su vez se intensificrán los viajes de cercanía. Entendiendo este panorama que se aproxima, hablamos con Mauricio Sana, director comercial de Flybondi, sobre cómo se prepara la compañía, los protocolos que ya desarrollaron y la gift card que emitieron pensando en la venta futura y con un fin solidario.

«Estamos tratando de entender cómo podría llegar a ser el inicio de la operación y el nuevo esquema de la demanda. Veníamos con  cifras muy buenas, una ocupación cercana al 90% en el doméstico y al 80 u 85% en el internacional», analizó el ejecutivo.
En este sentido, explicó que con tanta incertidumbre es difícil poder apostar, decir cómo va a ser la reactivación del mercado y si será al 100% o al 80 o 70% del anterior.

Al respecto, apuntó que basándose en cuestiones que informaron los expertos están pensando en una reactivación más rápida en el interno y eso, indicó, los va a ayudar a mantener la red de rutas, en destinos o en cantidad de aeropuertos que estaban sirviendo hasta ahora, y empezar a jugar con la cantidad de frecuencias.

«Al ser una low cost siempre buscamos la eficiencia. Nos va a tomar entre 4 y 6 meses llegar a un nivel parecido al anterior en términos de mercado. Hicimos un estudio con nuestros pax para entender sus planes de viaje y el 90% manifiesta que volvería a viajar 6 meses después de que se acabe la pandemia», especificó Sana. En cambio, comentó que para el internacional la recuperación esperan que recién dentro de 18 o 36 meses, por lo tanto apostarán por incorporar trayectos locales. «No es apresurado pensar en sumar rutas de cabotaje y es uno de los escenarios en los que trabajamos. Nosotros veníamos con un enfoque de fortalecimiento a nivel nacional y de crecimiento regional. Con la retracción de este último, se evalúa esa posibilidad», explicó. Y agregó que a esto no lo hacen solo porque los pasajeros van a  querer viajar a nuevos destinos si no, porque los itinerarios que abrieron el último tiempo y no son turísticos han tenido un «buen desempeño».
Al consultarle sobre cuáles serían puntos que podrían incorporarse a la malla de rutas de la empresa, resaltó que ya tienen un top 3 definido por el análisis que vienen haciendo hace tiempo pero lo que no saben es si el mercado se va a comportar de igual manera que antes de la pandemia.
«Ya tenemos un ranking de posibles destinos para sumar pero es el tipo de cosas que es muy complicado de manejar. El juego es más complicado», aclaró.

Seguridad sanitaria
Sana resaltó que antes de la declaración de la cuarentena en el país fueron la primera aerolínea que implementó medidas de seguridad a bordo, barbijos y desinfección. «Entendíamos que aunque Argentina no esté en el foco fuerte, nosotros estábamos yendo a Brasil y por eso tenían que cuidar a sus pasajeros y a los empleados», detalló.

En cuanto a la actualidad, adelantó que ya tienen diseñado un protocolo completo que va a incluir uso del barbijo obligatorio tanto para la tripulación, como para el personal de atención al cliente y los pax. Además, están evaluando la posibilidad de realizar test rápidos. En este sentido, con respecto a la posibilidad de dejar un asiento intermedio, destacó que la decisión médica dice que si hay un pasajero que puede estar contagiado la mejor forma de que no se lo trasmita a otros es usar el barbijo para eliminar el radio de acción. «Es decir, lo que hace es generar un incremento en la tarifa de cualquier tipo de aerolínea, sea low cost o no de entre un 30 y un 50%. Hay algunos análisis de la IATA que indican que podría aumentar en un 75%. Dejar una silla vacía incrementaría en un 50% la tarifa y no reduciría el riesgo de contagio», subrayó.

El Palomar
Hace unas semanas, Flybondi presentó un recurso legal al ORSNA, y realizaron un trabajo explicando los beneficios del Aeropuerto de El Palomar. «En EZE no sería viable para el mercado, un pasajero para que vaya hasta allá quizás le salga más caro que el ticket en una low cost. Como el sector ha crecido pasó lo mismo con el turismo en las provincias a las que llegamos», focalizó Sana. Además, agregó que son optimistas y esperan que desde los organismos se analice «de una manera más completa si el aeropuerto es o no es rentable para el administrador, en este caso AA2000». «Entendemos que lo es, y en cuestión de estructura y de cantidad de pasajeros que mueve no debería tener problemas de ingresos, entonces esperamos una decisión un poco más sensata de parte de ANAC, ORSNA y el Ministerio de Transporte», puntualizó.

Siguiendo con esta misma línea, comentó que las low cost pueden ser un «aliado indiscutible después de la pandemia». «Si son sensatos deberían apoyar el crecimiento del aeropuerto y de las low cost. Este mercado ha crecido incluso a la par de las aerolíneas tradicionales. Flybondi no le ha quitado un pasajero a Aerolíneas Argentinas e incluso esta creció en cantidad de pasajeros movilizados un 8% entre 2017 y 2019, con lo cual la dinamización del mercado se genera y no necesariamente estamos hablando de canibalizar mercados», acotó.

Pensando en el futuro
Finalmente, se refirió al producto que sacaron  para darle solución a dos temas fundamentales. El primero, ayudar a los pasajeros a que puedan regalar viajes. «Dentro del estudio que hicimos, el 18% de nuestros pasajeros (de más de 15 mil) marcó que una gift card para obsequiar sus familiares puede ser un lindo regalo», argumentó.
Pero además, insistió en que ellos buscaron aportar una pata social. «Nosotros normalmente tenemos algunas acciones para ayudar a personas que están en situación vulnerable. Entonces una parte va a ir como donación a los comedores», afirmó Sana.
Este producto ya está disponible y tiene un año de vigencia y tres precios diferentes. «Estamos dispuestos a apostar por el crecimiento de un sector que hasta ahora viene creciendo a muy bien ritmo y le da la oportunidad de viajar a más personas. Ya se transportaron con nosotros más de 600 mil personas por primera vez», cerró el ejecutivo.