miércoles, 8, julio, 2020
CubaOnLine

Michael Bayley, CEO de la naviera, anunció que los buffets de comida serán retirados de los barcos durante los viajes post pandemia, entre otros cambios.

Las compañías que aún se ven afectadas por la expansión del coronavirus, ya comienzan a pensar en el día después y tomar medidas para modificar sus procedimientos a fin de acoplarse a los clientes que tendrán nuevas demandas una vez que se restablezca la situación en torno al turismo. La salubridad y la seguridad serán dos ejes centrales a tener en cuenta por los representantes de la industria cuando los engranajes vuelvan a girar.

Con respecto a los cruceros, por ejemplo. la aglomeración de pasajeros en una superficie acotada complica considerablemente la idea del distanciamiento social. Es por eso que Royal Caribbean ha determinado que cuando sus embarcaciones vuelvan a la actividad, se eliminen las ofertas tradicionales de buffet, un servicio muy buscado por los clientes.

Aunque la información no fue confirmada por la naviera, Michael Bayley, CEO de la compañía, mencionó en una rueda de prensa online, que las modificaciones en torno a la oferta gastronómica deberán acoplarse a las medidas de seguridad adoptadas a nivel mundial frente al coronavirus. “La clave en el servicio de comidas es presentar a nuestros viajeros toda clase de opciones. Y las mismas tienen que tomarse bajo la óptica de la distancia social, de la seguridad y la salud”, indicó.

Además, los cruceros preparan otras medidas de seguridad tales como tomar la temperatura a los pasajeros al momento de abordar y desembarcar, reducir la asistencia a espectáculos y atracciones, y colocar expendedores de alcohol en gel en diversos puntos del barco.

Por otra parte, Royal Caribbean había presentado en abril una solicitud de patente para su propia versión de una máscara facial para proteger tanto a cliente como a empleados. La denominada «Seaface» consiste en un dispositivo de seguridad que será implementado en todos los barcos de la empresa.