miércoles, 8, julio, 2020
CubaOnLine

La Cámara Argentina de Alquiladoras de Autos propuso contribuir con el traslado de personas ligadas a las actividades esenciales para luchar contra el COVID-19.

En relación a la situación que está atravesando tanto el país como el mundo en general, con el impacto que trae aparejado a nivel sanitario, económico y social, la Cámara Argentina de Alquiladoras de Autos (CADEA) le propuso al Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación desarrollar «servicios esenciales», con el objetivo de contribuir con el traslado de personas vinculadas a las actividades necesarias para luchar contra esta pandemia.

Las empresas miembros de CADEA (Alamo, Avis, Europcar, Hertz, Localiza y Sixt) tienen sucursales a lo largo de todo el país, por lo tanto, todas reconocen que se veían favorecidas gracias al traslado corta, media y larga distancia.

A través de un comunicado, CADEA remarcó que todos los protocolos de COVID-19 cumplirán con los estándares de limpieza, higienización y desinfección de sus vehículos e instalaciones. Además, se podría realizar entrega de vehículos en modalidad de delivery.

En relación a este tema, Mensajero se comunicó con Clara Furlong, presidente de CADEA, quien detalló en qué consiste la solicitud: «Creemos que el alquiler de autos es un medio muy seguro para que la gente se pueda movilizar. Tendrían su propio coche de cierta forma. Hay muchas empresas o personal de salud que están habilitadas y nos están pidiendo vehículos, porque son empleados que quieren seguir trabajando pero no quieren recurrir al transporte público».

«Nosotros no estamos habilitados para poder entregar los autos. Estamos planteando que se haga a través de la modalidad delivery. Incluso, cuando vimos que muchos argentinos estaban varados en el país, aclararon expresamente que no podían ser autos de alquiler los que puedan ir a buscarlos, pero sí familiares que vayan desde otras provincias. Me parece que era más fácil que les dejen alquilar un auto», agregó.

Al entregar el auto sólo habría intercambio de llaves, siguiendo las recomendaciones de la OMS para mantener la profilaxis del vehículo y de las personas. De esta manera, se requiere una cantidad mínima de personal garantizando el aislamiento preventivo y obligatorio solicitado en el DNU 297/2020