miércoles, 27, mayo, 2020
CubaOnLine

El Gobierno implementará medidas para que las compañías no quiebren ni despidan personal, con el objetivo de superar la crisis que genera el COVID-19.

A raíz del impacto que genera el coronavirus a nivel nacional e internacional, el Gobierno, a través del DNU 332/2020 pondrá en marcha un plan de asistencia a empresas a través del pago de una parte de los sueldos que quedará a cargo del Estado, la reducción en abril de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y la postergación de los vencimientos de ese tributo por deudas previas, siempre y cuando las compañías no despidan personal, más allá del aumento significativo del seguro por desempleo.

El borrador, al que tuvo acceso Mensajero ayer por la noche, crea el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para empleadores y trabajadores afectados por la emergencia sanitaria. En principio tendrá vigencia hasta el 30 de abril y abarcará subsidios proporcionales como máximo al valor del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM).

La Asignación Compensatoria del Salario consistirá en un monto no remunerativo a liquidarse desde la Anses.

  • Para los empleadores de hasta 25 trabajadores: 100% del salario neto, con un valor máximo de UN (1) Salario Mínimo Vital y Móvil vigente.
  • Para los empleadores de 26 a 60 trabajadores: 100% del salario neto, con un valor máximo de hasta un 75% del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente.
  • Para los empleadores de 61 a 100 trabajadores: 100% del salario neto, con un valor máximo de hasta un 50% del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente.

DNU 332 – Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción

A su vez, las compañías que tienen más de 100 trabajadores se verán fortalecidas gracias al Programa de Recuperación Productiva (REPRO) del Ministerio de Trabajo. Consistirá en una prestación mínima de $6.000 y máxima de $10.000 por trabajador como «asignación no contributiva». Otro punto a tener en cuenta es que subirán los montos del seguro por desempleo: el mínimo de $1.875 y el máximo de $3.000 pasarán oscilarán los $6.000 y los $10.000.

De esta manera, esta suerte de «súper REPRO” dispondrá de más recursos y tendrá el objetivo de sostener los puestos de trabajo mediante estos mecanismos de ayuda para los empleadores.