sábado, 28, marzo, 2020
CubaOnLine

Representantes de ambas asociaciones aseguraron a Mensajero que en estos momentos están analizando la resolución que determina que los hoteles no reciban argentinos hasta abril.

Ayer por la tarde, comenzó a circular una resolución del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación en la que en líneas generales establece que hasta el 1° abril los hoteles del país no podrán alojar turistas argentinos.

Pero además, explica que los montos de las reservas ya tomadas deberán ser reembolsadas por los agentes de viajes y los establecimientos hoteleros. «Deberán devolver a los turistas usuarios toda suma de dinero que hubieren percibido en concepto de reserva por alojamientos a ser usufructuados durante el periodo comprendido entre la fecha de entrada en vigencia de la presente medida y el 31 de marzo del año en curso», indica la resolución. 
Ese es el punto que encendió la alarma tanto en la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) como en la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT). 

«Esto está en pañales, a esto lo vamos a cuestionar. Lo que tenemos que hacer es trabajar y no nos dejan trabajar, no podemos recibir argentinos tampoco, no tenemos ninguna estructura prevista de devolución porque vamos a analizar y vamos a pedir una revisión de la medida», aseguraron ayer desde FEHGRA. A su vez, AHT confirmó a Mensajero que van pedir una revisión de esta resolución.  

En el artículo 2 de la resolución, resuelve que durante ese período los establecimientos hoteleros sólo podrán brindar alojamiento a los ciudadanos extranjeros no residentes en el país. «Asimismo, quienes se encuentren en situación de aislamiento obligatorio en virtud de las medidas dictadas por la Autoridad Sanitaria en relación con el coronavirus COVID-19 podrán continuar su estadía en el establecimiento», aclara el documento. 
La medida, que comienza a regir a partir de hoy, que es cuando se publicó en el Boletín Oficial, establece que los hoteles no podrán brindar alojamiento, por el periodo señalado, a quienes tengan residencia en el país.