miércoles, 5, agosto, 2020
CubaOnLine

Si bien las compañías consultadas aseguraron que no tienen clientes afectados, la actualidad los obliga a enfrentar reprogramaciones, cancelaciones y dudas.

Mientras en estos momentos en Ginebra, la Organización Mundial de la Salud realiza un foro en el que expertos de todo el mundo intentarán aportar a la investigación e innovación para contribuir al control del Coronavirus, la cantidad de casos confirmados asciende a 40.554. Más allá de que China es el país más afectado por este brote, empiezan a surgir casos en múltiples puntos del mundo.
Ante esta situación, y en plena temporada de vacaciones en Argentina, Mensajero habló con representantes de Assist Card y de Avril Assistance para conocer de qué manera están manejando esta realidad.

Recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación

«Nosotros no tuvimos casos», fue la respuesta contundente de Martín Ortíz, CEO de Avril Assistance. Y explicó que si bien es muy difícil interpretar desde el principio si se trata de esa enfermedad o no, aclaró que si surgiese algún caso será tratado con la misma responsabilidad que a otras situaciones. Siguiendo esta misma línea, desde Assist Card, subrayaron que no tienen pasajeros diagnosticados con el virus pero sí clientes que los contactaron para solicitarles orientación de cómo proceder, reprogramar sus vuelos y/o pedir la asistencia médica para realizarse el análisis que descarta el contagio, porque se encontraban en las zonas de riesgo. «Tenemos por ejemplo un matrimonio chileno que está en cuarentena en un crucero en Japón, esperando el pronto regreso a su país», indicaron. Por su parte, Ortiz relató que solo tuvieron un «caso raro» en Tailandia pero que el pasajero está tratado y estable y que si sigue así y como se encuentra en otro país que no es Japón o China no es necesaria la prueba porque entró en un período de mejoría y ya están por darle el alta.

«Tengo entendido que está muy bien controlado y que tienen un circuito muy sofisticado en lo que es la detección en China», resaltó.

Al referirse a cómo se vieron modificadas sus operaciones luego de que el coronavirus tomó otro estatus a nivel mundial, Ortiz comentó que tuvieron «una gran baja» en la venta al continente asiático. «Esto se da principalmente por las cancelaciones de vuelos, las restricciones de entrada y porque la gente tiene miedo de viajar», aclaró.
Finalmente, desde Assist Card hicieron hincapié en que son los únicos que tienen una central de asistencia en China (Guangzhou), lo cual garantiza una mejor red de contención y de servicio.