miércoles, 5, agosto, 2020
CubaOnLine

El flamante ministro de Turismo y Deportes de Salta dialogó con Mensajero acerca de los desafíos que tendrá su gestión en materia turística. 

Con pocos meses al frente del Ministerio de Turismo y Deportes de Salta, Mario Peña comenzó una gestión repleta de desafíos, en una provincia que desde hace años se viene consolidando con fuerza en el mapa turístico nacional. Con los ejes puestos en potenciar ciertos productos y en lograr una mayor conectividad con sus principales mercados regionales para aprovechar el crecimiento del receptivo, este dirigente de extensa trayectoria en el ámbito privado tendrá un rol importante en el desarrollo provincial. En una entrevista con Mensajero, se presentó ante el sector y abordó todos los temas.

¿Cómo fueron estos primeros meses en el cargo y con qué ministerio te encontraste?

-Muy bien. Al comienzo de la gestión se produjo una reforma en la ley de Ministerios, por lo que ahora la cartera es sólo de Turismo y Deportes, sin Cultura. Hace 25 años me dedico a la actividad, así que ya conocía mucho el trabajo que venía realizando la Secretaría de Turismo. En Deporte todavía estoy aprendiendo y escuchando, bajando a políticas públicas nuestras propuestas.

¿Qué desafíos tiene Salta por delante en materia turística?

-Los retos pasan por lugares muy amplios, como continuar con la promoción y posicionarnos entre destinos que trabajan en forma similar. Hace 15 años no existía esta necesidad en todas las provincias. Hoy todos quieren llevar el turismo a sus destinos, es todo mucho mas competitivo. Lo vemos cada vez que salimos por Argentina. Sin lugar a dudas, a través de la promoción, estaremos muy presentes para continuar con ese posicionamiento. Después, la clave pasará por diversificar la oferta y por generar nuevos productos en el interior para que los turistas decidan quedarse más tiempo.

¿Qué acciones promocionales tienen pensadas para este año?

-Estaremos en la ITB Berlín y en las ferias más importantes, como venía ocurriendo. Hace unas semanas estuvimos en Fitur y ahora nos metimos de lleno con la campaña «Voy a Salta», que lanzamos hace una semana. En ese marco, organizamos una acción cooperada con Aerolíneas Argentinas, que se sumó a esta propuesta con tarifas increíbles para mayo y junio en compras del 1 al 15 de febrero. El sector privado también nos acompañó muy bien y pudimos avanzar rápidamente. Luego vendrán los lanzamientos de Semana Santa y de las vacaciones de invierno.

En el marco de un turismo nacional que claramente apunta al receptivo, ¿cuáles son los mercados regionales a los que miran con mayor interés?

-Chile, Bolivia y Paraguay. Estamos trabajando para poder estar durante abril y mayo en Bolivia junto a los privados, con la intención de realizar un workshop de comercialización. Sin lugar a dudas, tanto ese país como Chile son nuestros mercados regionales prioritarios. Sin embargo, tampoco queremos dejar de mirar a los pasajeros provenientes del sur brasileño, un número que viene creciendo en los últimos años.

¿Cuáles son los principales productos a potenciar?

-Hay que consolidar mucho la ruta del vino porque involucra a nueve municipios y distribuye ingresos. Apuntaremos a generar un crecimiento en ese segmento. La puna también es un objetivo enorme desde el punto de vista de la infraestructura y desde la necesidad de desarrollar una mayor oferta turística. Además, este año trabajaremos fuerte para potenciar las regiones de las yungas y de la selva.

¿Cuál será la política en conectividad aérea?

-Principalmente, queremos lograr nuevas rutas. Mientras más conectividad podamos tener, mayor va a ser el crecimiento. En Madrid tuvimos muchas charlas con Boliviana de Aviación para ver si este año logramos restablecer el vuelo Santa Cruz de la Sierra – Salta. Además, tuvimos conversaciones con Matías Lammens para impulsar nuevos tramos. A su vez, buscaremos tener conectividad con el sur de Brasil y el norte de Chile.

¿Cómo viene la temporada de verano hasta ahora?

-Viene bien. El mes de enero arrojó una ocupación promedio del 60%, que se traduce en un crecimiento interanual cercano al 5% y 8%. El verano no es la temporada más fuerte para nuestra provincia, pero con el tiempo lo convertimos en una temporada media. Notamos que los municipios tuvieron un muy buen desempeño con el calendario de 280 actividades que organizó la provincia. Dio buenos resultados, no solo para los turistas, sino también para los salteños que se quedaron.