lunes, 25, mayo, 2020
CubaOnLine

Desde la empresa aseguran que el entorno competitivo puede impulsar a la digitalización y a librarse de los modelos, prácticas y costumbres habituales.

Paulo Rezende, director comercial de Amadeus en Sudamérica explicó que la década que terminó será conocida en el futuro, en el mundo de los negocios, como el período en el que comenzó una gran transformación socioeconómica, con la transición de una economía de propiedad a una colaborativa. «Muchas personas prefieren pagar por servicios a razón de su uso, en lugar de adquirir esos productos o servicios. Los autos son el principal ejemplo, pero existen muchos otros», analizó.

En este sentido, apuntó que esto muestra que los consumidores de hoy son más exigentes y tienen más experiencia sobre cualquier servicio prestado.

Es cierto que tener un agente de viajes fue alguna vez considerado glamour, pero hoy es una opción accesible. Si lo pensamos bien, las elecciones que se hacen en la nueva economía colaborativa no siempre son las más económicas, sino las más prácticas

Sobre esta cuestión, explicó: «Para transmitir este valor a su cliente, el agente de viajes necesita dos cosas: Que la relación costo-beneficio sea altamente valiosa; y saber que una agencia ya no es necesariamente una tienda física, con horario comercial y domicilio.

Las principales oportunidades para los agentes se encuentran justo en estos cambios en el mercado.