jueves, 3, diciembre, 2020
CubaOnLine

Todos recordamos el último Congreso que la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo (AAAVyT) realizó en Bariloche. En esa oportunidad, el presidente de la entidad, Ricardo Roza anunciaba, con bombos y platillos, el acuerdo con Aerolíneas Argentinas según el cual la aérea estatal se comprometía a incluir un fee por 3 pesos en el ticket de emisión.
Meses después, tal como estaba previsto, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Julio Alak y su par de AAAVyT Ricardo Roza rubricaban ese acuerdo en Bouchard 547.
Sin embargo, el viernes 26 de junio a la hora en que los agentes de viajes están apagando sus computadoras para iniciar el ansiado fin de semana, la firma aerocomercial estatal hacía llegar un comunicado en el cual advertía la fijación de la comisión en un 1 por ciento y la inclusión del fee, pero sólo a través del sistema de emisión propio de Aerolíneas, contradiciendo el espíritu del acuerdo firmado en Bariloche.

Respuesta inmediata
Los agentes de viajes, sorprendidos, creyeron que se hacia realidad aquella versión, la más pesimista, que indicaba que, en la práctica, el acuerdo entre AAAVyT y Aerolíneas Argentinas no se iba a poder implementar. Sin embargo, AAAVyT respondió con celeridad a la “jugada” de Aerolíneas.
Mensajero Periódico Turístico dialogó con Fabricio Di Giambattista, presidente de la AVIABUE y a cargo de la comisión de transporte de la AAAVyT, quien indicó que la diferencia entre las partes surgió porque “hubo un proceso administrativo en esta fase de implementación que se hacía difícil implementar para las agencias de viajes. Ante esta imposibilidad, lo que hicimos fue hablar con Aerolíneas para diseñar mejor este proceso”. A la vez, Di Giambattista, rescató el espíritu de cooperación que gobierna la relación de las partes: “Acordamos seguir perfeccionando el proceso de implementación; no queremos hacer las cosas con desprolijidad, lo ideal es que esto (por el acuerdo) le sirva a todos y que su fase de implementación sea útil tanto para Aerolíneas como para las agencias de viajes, y en este aspecto nos faltaba atar algunos cabos que quedaron sueltos; eso es lo vamos a ir delineando en el transcurso del semestre”.

La implementación
“Nos faltó coordinar mejor el proceso de implementación”, reconoció Di Giambattista y agregó: “Hay algunos aspectos de implementación que no están resueltos. El proceso de implementación no estaba óptimo y creímos, tanto desde AAAVyT como desde Aerolíneas que faltaban ajustar algunas cosas; justamente eso que faltaba hizo que no se pudiera implementar como queríamos.  Cuando uno desarrolla este tipo de cosas,  siempre puede fallar algo. Vamos a trabajar en el perfeccionamiento lo más rápido posible para implementarlo cuanto antes”.
Respecto de los plazos que se había establecido para que empiece a regir el este aspecto del acuerdo entre AAAVyT y Aerolíneas, Di Giambattista afirmó: “Estamos fuera de los tiempos pero es lógico porque como esto insume un desarrollo, todas estas fases de implementación son procesos que hay que poner en sintonía y tener en cuenta todas las variantes que se pueden dar en una compra, sabiendo que hoy las aerolíneas venden por mostrador y por Internet; entonces esto significa muchísimos procesos sistematizados que hay que poner en línea. Lo importante es que el acuerdo sigue vigente. Estamos definiendo un formato, cuál es la mejor opción para que no haya trabas de tipo operativo”.
Al margen, había surgido una versión que indicaba que IATA había amenazado a Aerolíneas Argentinas por celebrar un acuerdo con AAAVyT que va en contra de la corriente convencional del mercado. “Si bien esto es verdad y las amenazas existen, es un factor, una circunstancia que en este caso no es determinante, pero que sí genera trabas en la implementación”, sost