viernes, 4, diciembre, 2020
CubaOnLine

La SECTUR y el Instituto Nacional de Promoción Turística (InProTur) participarán por tercer año consecutivo de la Birdfair con el objetivo de consolidar a Argentina como un destino de interés para los observadores de aves, ya que cuenta con el 10 % de las especies de aves del planeta.
La Birdfair es la mayor feria de observadores de aves (Birdwatchers) del mundo. Congrega a operadores y agencias de viajes especializadas, entes de promoción y más de 20.000 observadores de aves para interiorizarse o bien difundir los destinos más interesantes para desarrollar esta apasionante actividad.
La feria contará con seis pabellones, además de espacios de arte referido a la temática, muestras y una importante superficie destinada a la exposición y venta de instrumental y ropa para la observación, de marcas reconocidas mundialmente. Permanecerá abierta de 9 a 17:30 horas.
Información proporcionada por la SECTUR sobre este evento demuestra que el público visitante es principalmente especialista en la observación de aves, de nacionalidad inglesa, de todas las edades, aunque prevalece la tercera edad y tiene un nivel adquisitivo medio – alto, austero y serio. Además, recorren la feria operadores de turismo especializados que generalmente son también expositores en el evento.
Sobre los expositores en sí se destacó la fuerte presencia del sector privado (80% de los expositores). Se trata de operadores turísticos de todos los continentes con excelente gráfica, folletería, manuales de venta, etc. La atención de los stands está a cargo de prestadores especialistas del tema, asesorando y generando contrataciones con los interesados. Las representaciones oficiales de otros países competidores de Argentina que a la fecha han participado en las dos últimas ediciones de la Birdfair son España, Brasil y Ecuador.
Como dato extra cabe recordar que en la anterior edición de la Birdfair se difundió un informe con datos actualizados sobre el negocio que se genera en torno a la observación de aves: Según los datos de Birdlife Internacional, se estima en 48 millones la cantidad mundial de observadores de aves y en 85 billones de dólares el dinero que ellos gastan. Estos gastos implican traslados, guiadas, servicios de alojamiento, gastronomía, tecnología específica para aparatos de observaci&oa