jueves, 3, diciembre, 2020
CubaOnLine

El gobierno municipal, empresarios, hoteleros y la comunidad local en su conjunto apuestan nuevamente a que los turistas los elijan para practicar esta modalidad del turismo sustentable que viene creciendo año a año y que, además de promover la economía local, ayuda a generar conciencia ambiental entre los visitantes.
En 2004 apenas 335 personas participaron de la observación de ballenas en la modalidad embarcados. El año pasado, fueron 1259, lo que representa un aumento del 275% en sólo cuatro años.

Sobre la ballena franca en el litoral catarinense
Todos los años, de julio a noviembre, la zona recibe la visita de las ballenas francas. Estos inmensos mamíferos, que pueden medir hasta 15 metros y pesar 40 toneladas llegan en busca de aguas calmas y cálidas para dar a luz y amamantar a sus crías.
Es por eso que, generalmente, se avistan hembras nadando con sus crías junto a la costa, quienes disfrutan dando saltos.
Las ballenas francas fueron cazadas hasta 1973 cuando la última estación ballenera (Armação, en Imbituba) cerró sus puertas. En septiembre de 2000 fue creada en la región sur del litoral de Santa Catarina el Área de Protección Ambiental de la Ballena Franca. Su objetivo básico es proteger a este especie y garantizar el uso racional de los recursos naturales de la región.
Praia do Rosa está ubicada a 70 kilómetros al sur de Florianópolis y a 15 de Garopaba. Durante el verano, tanto Garopaba como Praia do Rosa son destinos elegidos por los amantes del sur