sábado, 5, diciembre, 2020
CubaOnLine

El Gobierno puso en marcha un programa que apunta a reunificar la oferta de turismo rural que existe en todo el país, crear un registro de los distintos operadores y oferentes de estos servicios, y estimular la expansión del negocio, con una inversión de 50 millones de pesos.   
Se trata del Proyecto Nacional de Turismo Rural (PRONATUR), impulsado desde el Ministerio de Producción, a través de las secretarías de Agricultura y de Turismo, y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).
"El objetivo es contribuir a la expansión del negocio del turismo rural en la Argentina, aumentando el volumen de producción turística y el ingreso de divisas; priorizando la participación del sector privado, incluyendo asociaciones y grupos de turismo rural", explicó a DyN el coordinador nacional del PRONATUR, José Luis Godoy.
Precisó que con esta iniciativa se apunta a "lograr una masa crítica de productores de turismo rural en condiciones de ofrecer servicios de calidad, técnicamente factibles, económicamente viables y ambientalmente sostenibles".
El PRONATUR tiene un horizonte de ejecución hasta diciembre de 2010, demandará una inversión de 50 millones de pesos; y cuenta con financiación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
El Proyecto abarca todo el territorio nacional, dividido en 5 regiones turísticas: Norte, integrada por las provincias de Salta, Tucumán, Jujuy, Catamarca y Santiago del Estero; Litoral, por Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa, Entre Ríos y Santa Fe; Centro, con Buenos Aires y Córdoba; Cuyo, con Mendoza, San Juan, San Luis y La Rioja; y Patagonia, con La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.
Entre las metas fijadas para 2010, figuran alcanzar a que 700 prestadores y tres organismos públicos mejoren sus conocimientos sobre las características del mercado de turismo rural nacional e internacional y difundan sus productos.
Que otros 420 prestadores y 60 artesanos mejoren su posicionamiento en el mercado; y 50 operadores turísticos y 150 profesionales y técnicos del sector público nacional, provincial y municipal de turismo rural, sean capacitados en los aspectos relevantes del negocio.