sábado, 5, diciembre, 2020
CubaOnLine

La crisis sigue golpeando fuerte en el sector gastronómico: en lo que va del año cerraron sus puertas 500 bares y restaurantes de Buenos Aires. Los empresarios nucleados en la Cámara de Cafés y Bares de la ciudad de Buenos Aires (CABA) reclaman la reducción del IVA para mejorar la rentabilidad y evitar más cierres. Las ventas en ese rubro ya se redujeron en un 30 por ciento.
El titular de la cámara empresaria, Manuel Novo expresó a través de un comunicado que el sector “se encuentra en una grave crisis desde comienzos de año” que adjudicó a un “altísimo costo fiscal”. Por ello pidió con carácter de urgente una baja del 50 por ciento en el Impuesto al Valor Agregado.
En los últimos días se realizó una reunión entre representantes de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, por este tema y para reclamar para el sector un subsidio similar al otorgado a General Motors.
Además Novo expresó: “El aumento salarial acordado que está en el orden del 25 por ciento, la baja de las ventas que rondan el 30 por ciento y el elevado costo fiscal que debemos pagar, son tres factores que poco a poco nos están destruyendo como actividad”.
Por otra parte, Novo subrayó que “nuestros tiempos poco tienen que ver, con las prioridades que hoy parecen imperar para aquellos que tienen la responsabilidad de proteger a sectores, que como el nuestro, no reciben subsidio alguno del estado, y que día a día lucha por subsistir”.