lunes, 25, enero, 2021
CubaOnLine

Con motivo de la incorporación de tres Airbus A330 y para celebrar el cierre de año, la aerolínea española Air Comet organizó el pasado martes, 16 de diciembre, un ágape en un restaurante de Puerto Madero. En esa ocasión, este medio dialogó con el Gerente para América de la compañía, Gustavo Camandule.

¿Qué significa para ustedes la adquisición de estos aviones?
Es el comienzo. Para enero esperamos dos más, y esperamos llegar a tener seis para marzo o abril, ocho a mitad de año y cerrar 2009 con 12 aeronaves, todas del mismo modelo. Además, la idea es garantizar una frecuencia diaria a todos los destinos en los que ya estamos operando y también llegar a otros lugares, como la Ciudad de México.

¿Para qué destinos se van a utilizar los A330 por ahora?
Para la ruta Madrid-Buenos Aires, a Santa Cruz de la Sierra, Lima, Quito, Guayaquil, Bogotá, La Habana, y para vuelos charter.

¿Cuáles son las particularidades de estos aviones?
Están configurados con 24 lugares en la Clase Ejecutiva y 255 en la Clase Económica. La diferencia con el resto de los aviones es el tipo de asiento con el que cuenta, que no se reclina sobre el pasajero que está atrás, sino que está dentro de una cáscara en el que el respaldo se desliza. Hay entretenimiento individual, y hay distintos colores de luces que le dan un toque moderno. Además, los turistas pueden aprovechar el servicio de Internet y de teléfono, entre otros.

¿Qué otros modelos se pueden incorporar a futuro?
Se realizó una compra de 61 aviones, todos del grupo Airbus. Hay cuatro A380, que comenzarían a volar durante los primeros meses de 2011; también hay A320 y A350, aunque este modelo aún está en etapa de prueba y se está terminando de diseñar. Sería la competencia para el 787 de Boeing.

¿Cómo ve la situación actual del mercado aerocomercial?
Nos ayuda mucho el hecho de que el combustible, haya bajado a un nivel lógico y razonable. En nuestro caso, veníamos muy bien hasta esta crisis económica mundial, el nivel de ocupación que estábamos teniendo era muy bueno, y si bien se sienten los efectos de esta coyuntura, las ventas han disminuido muy poco. Tal vez la rutas que más se resintieron son las que conectan con Ecuador.