sábado, 16, enero, 2021
CubaOnLine

En una de las aulas de la Asociación de Agencias de Viajes de Buenos Aires (Aviabue) -improvisada como salón de conferencias- las sonrisas que habían esbozado el presidente de la entidad, Fabricio Di Giambattista, y el secretario, Walter Rodríguez, semanas atrás, se repitieron. En esta ocasión, se produjo el anuncio oficial de la presentación del proyecto que busca modificar la ley tarifaria de la Ciudad de Buenos Aires (en el inciso 9 del artículo 56), para que se reconozca a las agencias como prestadoras de servicios de intermediación, teniendo en cuenta todos aquellos servicios que implican bienes que no son propios de la empresa. Esto implicaría reglamentar y dejar formalmente establecido que lo que, por ingresos brutos, lo que tributan debe ser en base a la ganancia y no en base a la cantidad de dinero que manejan. El pasado miércoles llegó la iniciativa a la Legislatura porteña y, según contó el ministro de Cultura y presidente del Ente Buenos Aires Turismo, Hernán Lombardi, el diputado del Pro, Patricio Di Stefano, encabezará la firma. “El oficialismo cuenta con 27 legisladores, así que no creo que haya problemas para aprobarlo”, opinó con optimismo el ex ministro de Turismo de la Nación.

Propuesta federal
Lombardi y Di Giambattista compartieron la exposición: ambos aclararon que hasta ahora el problema era la falta de una ley, de un marco legal que aportará seguridad jurídica a la realidad de los agentes. Además, coincidieron en que sería positivo que esto sucediera en todas las provincias a través de sus respectivas legislaturas. “Seguramente las provincias irán emulando esta legislación”, consideró el funcionario macrista, que además dijo que piensa llevar el proyecto al Consejo Federal de Turismo para que desde allí los distintos distritos lo incorporen.
Por su parte, el titular de Aviabue agradeció a Tomás Ryan, integrante del directorio del Ente Buenos Aires Turismo, y a Ambrosio Mayer, presidente de la filial porteña de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), CATBaires, por haber ayudado a que el diálogo entre los sectores público y privado condujera a una solución. Ryan manifestó que eso fue posible, en buena parte, gracias a la configuración del Ente: “Al ser una institución mixta, se escucha mucho más a los privados que antes”.