lunes, 18, enero, 2021
CubaOnLine

Construir una reserva de biósfera que proteja no sólo las 32.000 hectáreas del santuario de Machupicchu sino los valores culturales y naturales de dos millones de hectáreas y que también permita ofrecer cuatro formas diferentes de llegar a la ciudadela inca es lo que la Cámara Regional de Turismo de Cusco (Cartuc) presentó a los empresarios nacionales en la última CADE. El proyecto, que involucra a las provincias de Cusco, Urubamba y La Convención, insertará al mercado económico y turístico a nuevos sectores de la población y también concretará la preservación de uno de los rincones más aislados del continente.
Hasta ahora, el Valle Sagrado de los Incas en Urubamba era el más beneficiado con el movimiento turístico de Cusco; sin embargo, con esta propuesta La Convención tendrá la oportunidad de mostrar su potencial turístico y crecer, protegiendo la riqueza arqueológica y natural. Con este proyecto de las cuatro rutas también se busca poner fin a los monopolios en el transporte a la ciudadela. "En PromPerú nos gusta promover rutas turísticas sostenibles, si el Mincetur valida la propuesta estaremos gustosos de impulsarla", comentó el asesor en turismo interno de la Dirección de Promoción y Turismo, Daniel Alfaro.
Alcanzar el objetivo requiere de inversión pública y privada para mejorar la carretera que conecta Aguas Calientes con Mollepata y Santa Teresa, instalar un elevador eléctrico en la zona de San Miguel que facilite el ingreso a la ciudadela desde Hidroeléctrica, construir un aeropuerto en Quillabamba y un teleférico desde Quinoaylla sobre el cañón y mirador de cóndores del Apurímac hacia Choquequirao.
La idea contempla la generación de una autoridad autónoma de Machu Picchu, formada por nueve miembros de los sectores público y privado.
 
Las nuevas rutas planteadas
La primera ruta cruza el abra de Málaga, Amaybamba, Santa María, Quillabamba hasta el poblado de Santa Teresa.
El segundo camino va por Cachora, Choquequirao, Quinoaylla, Huanipaca, Mollepata y termina también en Santa Teresa.
El tercer circuito comienza en el poblado de Chaullay, luego sigue por Lucma, Huancacalle, Vitcos, Rosaspata, Espíritu Pampa, Chihuaquiri, Quiteni y Quillabamba.
El tercer circuito va por Chaullay, Lucma, Huancacalle, Vitcos, Rosaspata, Espíritu Pampa, Chihuaquiri, Quiteni