sábado, 23, enero, 2021
CubaOnLine

Bruma sale desde el Tigre con paseos en privado que pueden ser de medio día, día entero o salidas nocturnas. La travesía hasta Villa Paranacito es, entre varias opciones, una de las más pedidas.
Con las renovaciones, Bruma ganó un camarote en proa y otro en la timonera. Tiene 2 comedores: uno interno para 8 pasajeros y otro en la popa para comer al aire libre pero bajo techo.
Dentro del programa premium se sirven exquisitos asados que, siguiendo la filosofía, también se cocinan lentamente en la parrilla y se acompañan con deliciosas ensaladas y un buen Malbec.
Después del asado, los dos camarotes están listos para aquellos que quieran disfrutar una siesta bajo techo. Los que prefieran aprovechar el día al aire libre, el amplio solárium es el lugar ideal para descansar y disfrutar el entorno. Los más aventureros pueden aprovechar para recorrer los arroyos más estrechos en un semirrígido.
El capitán invita a contemplar un lugar emblemático de la ciudad: las agujas de la catedral de San Isidro. Mientras baja el sol, regresan al puerto que es el destino final de un viaje de puro placer.
Bruma es la versión autóctona de las legendarias peniches y los simpáticos narrow boats, que surcan los canales franceses e ingleses y ofrece un viaje descansado y una navegación placentera.

Tel. 4816-5010 / 15 5 0011324
www.deltanatural.com