lunes, 19, octubre, 2020
CubaOnLine

El grupo Taca Vacaciones, una idea que surgió de tres operadores argentinos, se consolidó como la división vacacional de la línea aérea para toda Sudamérica. Jorge Espíndola, uno de sus mentores, nos contó cómo nació este proyecto que no ha dejado de crecer.

¿Cómo surgió la idea de Taca Vacaciones?
A partir de un estudio de mercado hecho en el año 1999, se detecta una necesidad que podía ser una nueva oportunidad para renovar la división vacacional de Taca. En ese entonces nos sentamos a trabajar tres personas entre quienes existe una fuerte amistad, y creo que esa es una de las fortalezas más importantes del grupo, que son: Osvaldo Horacio Ruiz, Marcelo Da Cunha y yo. En el 2001 el proyecto empezaba a tomar forma, pensado como prototipo para Argentina, sin que sospecháramos la magnitud que finalmente iba a adquirir esta idea.

¿Cuando se aceptó el proyecto?
En el 2002 se acepta el proyecto; el trabajo que se llevó a cabo fue tan preciso que se decidió directamente desde El Salvador, donde estaba la directora de Leisure llevarlo a todas las estaciones de Sudamérica. Fue una gran sorpresa y estamos muy contentos porque el trabajo tuvo sus frutos.

¿Cómo se implementó el proyecto en la región?
Pensábamos que íbamos a salir en el 2002 como “Destinos”, pero cuando llega esto a El Salvador, y realmente ven la iniciativa, deciden modificar el nombre y directamente hacer todo el trabajo en Sudamérica con la marca Taca Vacaciones. A partir de ahí, lógicamente, lo que quiso Taca es que se instrumentara la salida al mercado de la marca en un día en particular. Así fue que se presentó el mismo día en todos los países, eso nos sacó tiempo y Argentina tuvo que esperar la salida al mercado. Cada jefe de base de cada país tenía que hacer el mismo trabajo de selección que se hizo en nuestro país. Unos hicieron desayunos, otros almuerzos y aquí se hizo un cocktail.

¿Cómo fue la respuesta del mercado?
La respuesta del mercado fue satisfactoria, el trabajo año a año se va incrementando y se van buscando alternativas. Siempre contamos con la ayuda de Taca, no sólo en Argentina sino con todo el personal del Leisure, tanto de Perú como de Costa Rica, y que fueron dando ideas. Nosotros plasmamos las nuestras, se pusieron a la mesa y salieron proyectos concretos que hoy en día están posicionando no sólo a Taca sino también a Taca Vacaciones. Es un trabajo en conjunto, creo que eso es lo fundamental para que una iniciativa se pueda plasmar como uno quiere.

¿Cuál es el balance del año 2008?
Cada año vamos incrementando el flujo de turismo a diferentes destinos, en el 2008 nos toca este cambio sustancial que hace la compañía y hemos tenido que modificar las ideas, buscar cosas nuevas, salir con slogan propio, otro tipo de folletería. La consigna: “un concepto diferente en viajes” no es sólo vender servicio sino seguir el servicio, acompañar al pasajero hasta que pisa nuevamente su país de origen. Siempre estamos viendo que todo esté bien y los comentarios post servicio se tienen muy en cuenta, se estudia y se dan respuestas. Trabajamos mucho para que el pasajero y la agencia queden conformes porque son nuestro canal de ventas y la mejor publicidad.

¿Qué novedades hay para 2009?
Fundamentalmente la alianza con Travel Ace y la incorporación de nuevos destinos, como El Salvador, Nicaragua, Honduras y Belice.
www.taca.com