sábado, 24, octubre, 2020
CubaOnLine

Durante la semana pasada se conocieron las cifras de la última edición del Barómetro OMT del Turismo Mundial, que confirman la desaceleración que se produce desde mediados de este año en el crecimiento que el turismo internacional venía registrando.
La Organización Mundial del Turismo anunció que el “Comité de Reactivación” brindará apoyo a sus miembros suministrándoles análisis económicos y mecanismos para dar respuesta a una situación que todavía no vislumbra el final.
El aumento del precio del barril del petróleo en la primera parte del 2008 y la crisis financiera internacional que golpea a las economías del mundo, pero sobre todo a la confianza de los consumidores en los últimos meses tuvieron su correlato en este sector de la economía.
De todas maneras, el crecimiento global que se pronostica para este año, ronda el dos por ciento gracias a los buenos números que se registraron en los primeros cinco meses del año cuando las llegadas de turistas internacionales crecieron alrededor del 5,7 por ciento.
Esos guarismos bajaron al dos por ciento en junio, julio y agosto. De esta manera, el crecimiento giró en torno al 3,7 por ciento con respecto al mismo período de 2007, aunque las previsiones lo ubican en el dos por ciento cuando finalice el año.
Asia y el Pacífico son las regiones cuyo crecimiento se deterioró con mayor rapidez hasta la fecha ya que luego de 18 meses de crecimiento continuado, a partir de marzo inició su declive e incluso entró en recesión en agosto. Así, redondearon un crecimiento de sólo el cuatro por ciento, muy inferior al alcanzado en 2007.
En Europa también se estancó el crecimiento durante los meses de verano. El crecimiento actual es del dos por ciento, menos de la mitad de aquel cinco por ciento registrado en los últimos dos años.
Por último, América, África y Oriente Medio experimentaron un debilitamiento, aunque la caída fue mucho menos pronunciada. América, en particular, mantiene un crecimiento del seis por ciento en la llegada de turistas internacionales.
Hasta agosto, se habían contabilizado 642 millones de llegadas de turistas internacionales. El Barómetro subraya que la reducción prevista del crecimiento del turismo internacional en 2008, y también en 2009, se produce después de cuatro años de crecimiento histórico. Entre 2004 y 2007, las llegadas de turistas internacionales crecieron a un ritmo extraordinario del siete por ciento anual, muy por encima de la media del cuatro por ciento a largo plazo.