viernes, 30, octubre, 2020
CubaOnLine

Luego del anuncio del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, sobre la modificación en el cobro de los ingresos brutos, Fabricio Di Giambattista, presidente de AVIABUE destacó la importancia de esta medida que venía siendo reclamada desde hace años.

Uno de los grandes reclamos del sector turístico en los últimos años, que se veía reflejado en cada evento importante como ser la Feria Internacional de Turismo que se realiza en Buenos Aires, podría ser resumido en una frase del discurso de Ricardo Roza, presidente de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo (AAAVyT) en la inauguración de la FIT: “No estamos hablando de no pagar impuestos sino de pagarlos en proporción a nuestros ingresos”. El reconocimiento de los agentes de viajes como intermediarios se transformó a lo largo de los años en una bandera levantada por las diferentes asociaciones que los representan.
Quizás por eso, esta sentencia: “Queda claro lo importante que fue el sector turístico en la recuperación económica. Hoy más que nunca tenemos que lograr generar mecanismos para trabajar más coordinadamente entre el sector público y el sector privado. Desde el Ente de Turismo venimos realizando diferentes acciones de promoción y hoy puedo anunciar con alegría que vamos a corregir una vieja distorsión y vamos a cobrar ingresos brutos sobre la comisión y no sobre el total de la venta” le generó a su protagonista, Mauricio Macri, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, una lluvia de aplausos.

Las repercusiones de la medida
En un encuentro con medios especializados del sector, el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires (AVIABUE), Fabricio Di Giambattista expresó: “Yo creo que este es un buen resultado de lo que la agremiación y la unión de los distintos sectores puede llegar a lograr”.
“Lo más importante es que hubo decisión política para llevar adelante esta medida que nosotros veníamos pidiendo desde hace mucho. Esto lo vieron otros gobiernos pero faltaba la decisión” afirmó Di Giambattista. Por su parte, Walter Rodríguez, secretario de AVIABUE indicó: “Es una decisión política muy inteligente porque le está dando seguridad a un sector. Nosotros ahora tenemos la tranquilidad de que estamos todos de acuerdo”.
El anuncio del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri se refiere concretamente a la modificación de la ordenanza tarifaria para el año 2009. Entre los puntos principales del proyecto que ya está en la Legislatura -y se prevé que sea aprobado por la mayoría con la que el PRO cuenta en ese cuerpo legislativo-, los agentes de viajes van a estar gravados por los servicios de intermediación sin diferenciar entre mayoristas y minoristas. Y van a abonar el impuesto a los ingresos brutos (IB) sólo sobre las comisiones, obviamente exceptuando a los que presten el servicio con bienes propios.
De acuerdo a los datos proporcionados por el presidente de AVIABUE, la disposición va a ser retroactiva a períodos anteriores. Lo cual fue destacado ya en este momento, empresas como Badino y Rotamund mantienen causas pendientes en la Dirección de Rentas que, al entrar en vigencia esta medida, caerían.
 
Un reclamo del sector
“Hace muchos años que la asociación viene trabajando en esta cuestión, hicimos la última presentación el 25 de septiembre de 2007 y fue recurrente de otras presentaciones que llevamos adelante, obviamente, con el asesoramiento de Pascual Barbieri. En su momento lo que hicimos fue llevarlo a todos los estratos mostrando todos los fallos a favor nuestro donde dejábamos en evidencia que el Gobierno de la Ciudad los venía perdiendo y esto le causaba un gasto económico tanto a las empresas que tenían que defenderse como al Estado que tenía que pagar honorarios de abogados y, en realidad, nunca tenía ningún beneficio adicional al que hubiese tenido” destacó Di Giambattista en el encuentro al que asistió Mensajero Periódico Turístico la semana pasada en la sede de AVIABUE.
El antecedente más recordado en referencia a esta cuestión de alto interés para el sector turístico se remonta al fallo relacionado con la empresa Ati del 2 de noviembre de 2005 que destacaba que no se puede decir que la organización de un paquete deje de ser una comercialización de intermediación, como lo explica el presidente de AVIABUE: “es importante destacar que sin lugar a dudas el fallo de Ati fue el último gran eslabón que nosotros necesitábamos y fue también el que nos ayudó para dejar sentada nuestra posición. En el fallo de Ati hay considerandos que determinan bien nuestra intermediación. Y a partir de ahí quedó mucho más claro y más plasmado lo que nosotros solicitábamos”.
El sector turístico se mantiene a la espera de las repercusiones a nivel nacional de esta medida porteña. Mientras tanto, la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires destaca el trabajo de la Ciudad: “La asociación participa en el Ente mixto de la Ciudad a través de su participación en Catbaires -Cámara de turismo de Buenos Aires-; allí están Ambrosio Mayer, Jorge Andía y Martín Rossani, quienes llevaron la problemática al Ente y a través de él, junto a Hernán Lombardi lograron volver a poner en consideración este tema. Además ayudó mucho el director de Rentas, Carlos Walter, quien entendió rápidamente que no tenía sentido esta situación porque ellos siempre perdían los juicios. Yo creo que lo que más importó es la fuerza de Hernán Lombardi conjuntamente con Macri y Carlos Walter quienes entendieron que era el momento de dar un mensaje” completó Di Giambattista.

La noticia ausente

Tanto Fabricio Di Giambattista como Walter Rodríguez expresaron su sorpresa por la escasa repercusión que tuvo este anuncio en los medios masivos, quienes sólo destacaron las cifras generales de la Feria Internacional de Turismo y los datos de color que siempre genera.
El secretario de AVIABUE afirmó: “los medios no le dan al turismo la valoración que tiene realmente. Uno ve que en el Estado sí va adquiriendo importancia. De hecho cuando se habla de correr los fines de semana largos los medios masivos no perciben el movimiento económico que eso genera y no ven al turismo como una industria. Hoy el Estado lo comprende más que los medios masivos. Ese es un trabajo que queda por hacer”.