sábado, 24, octubre, 2020
CubaOnLine

Sin lugar a dudas, en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires hay un ámbito de debate alrededor de la hotelería porteña. Así como el vicepresidente del bloque de la Coalición Cívica, Facundo Di Filippo, presentó un proyecto de ley para regular a los hostels (publicado en la edición de Mensajero Periódico Turístico del lunes 22 de septiembre), el diputado del Pro Jorge Garayalde elaboró con sus asesores una propuesta de categorización hotelera -anterior a la de su colega y más amplia-, que no sólo incorpora el concepto de hostel sino que además fija normas para otros alojamientos, como los hoteles boutiques, los temáticos y los departamentos de alquiler temporario.

El servicio está primero
“Para el diseño del proyecto tomamos ejemplos de la comunidad europea. En eso tuvo mucho que ver el ministro (de Cultura, Hernán) Lombardi, quien ha estado viajando para la promoción del producto ´tango´. La idea es clasificar a los alojamientos por su calidad de servicios en lugar de hacerlo por su parte edilicia”, dijo Garayalde ante la consulta de este medio. A su vez, indicó que el caso de los hostels es aún más particular, porque no aparecen mencionados ni en el Código de Habilitaciones de la Ciudad ni en el Código de Planeamiento Urbano, algo que ya había expresado Di Filippo semanas atrás. Por esta razón, antes de que estos dos proyectos o cualquiera que involucre a alojamientos de estas características sean tratados, es necesario que los hostels sean mencionados en ambos Códigos.
En relación a la normativa vigente, el legislador del Pro lamentó que “aún hay que guiarse por la ordenanza 36.136, de 1980, que en su momento reemplazó a una de la década del ´70”. “En estos últimos 20 años, la dinámica del turismo ha variado mucho en el mundo y en Buenos Aires en particular, así que hay que modificar los parámetros. Este es un proyecto absolutamente innovador”, agregó.
Garayalde puso el acento en los departamentos utilizados para alquiler temporario al señalar que “existe una necesidad de saber qué comodidades y qué seguridad brindan, para que en el futuro se pueda clasificarlos y diferenciarlos de un departamento común y corriente”. El diputado dijo además que hay dos aristas que se desprenden de este tipo de alojamientos: “por un lado, si hay algún problema en esos lugares, la que queda expuesta es la Ciudad, porque para funcionar deberán contar con la habilitación municipal; y por otro, es importante definir las características de los departamentos porque el auge que han tenido como sitios para recibir turistas hace que cada vez sea más difícil conseguir alquileres para vivir, en particular para las personas que llegan del interior y vienen a estudiar acá”. Sin embargo, indicó que por el momento no hay un interlocutor válido, ya que no existe una institución que agrupe a los que cobran los alquileres a los viajeros.

Mesa redonda

Para trabajar en el texto de la ley, Garayalde y sus asesores se sentaron a dialogar con Graciela Fresno, vocal titular de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés de la Ciudad de Buenos Aires (AHRCC); y con representantes de la Cámara Argentina de Hostels, y del Club de Hoteles Boutique en Argentina, también conocido como The Best Boutique Hostels (The BBH).