viernes, 30, octubre, 2020
CubaOnLine

Finalmente, el Tren de la Costa pasará a ser administrado por el Estado con un objetivo, que el nuevo servicio sea “social”, es decir, con una tarifa más barata.
El ramal ferroviario, que bordea el norte del conurbano, bonaerense venía dejando una pérdida de alrededor de ocho millones de pesos anuales y arrastraba conflictos gremiales y huelgas permanentes de sus 188 trabajadores en los últimos meses. Se presume que el Estado se haría cargo de los sueldos adeudados.
Por su parte, el Grupo Soldati pidió al Estado que le sean transferidos los fondos, por las inversiones que realizó durante su concesión, a través de una carta dirigida a la Secretaría de Transporte en la que a la vez confirmó que se alejará de la administración del ramal ferroviario.
De acuerdo a lo informado por el matutino Crítica durante la semana pasada, el Secretario de Transporte, Ricardo Jaime, consideró que el empresario ya amortizó las inversiones por lo cual, el resarcimiento que solicita, por el material rodante y las vías compradas, quedaría sin resultado; sobre todo si se tiene en cuenta que los servicios con tarifa sin regulación no se incluyen en este tipo de beneficios compensatorios.
Soldati se había adjudicado el servicio en el año 1994 gracias a su amistad con el entonces presidente Carlos Menem. Su holding fue uno de los principales beneficiarios del proceso privatizador de los 90: ingresó como accionista en una decena de compañías de servicios públicos.

¿Qué es SOFSE?
El Tren de la Costa pasará, de esta manera, a la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE), una estructura creada por decreto en el mes de mayo que todavía no tenía a su cargo ningún servicio. SOFSE, que hoy se encuentra comandada por el diputado Marcelo López Arias, tomará el servicio, mientras que las cuestiones estructurales quedarán a cargo de la Administración de Infraestructura Ferroviaria Sociedad del Estado (Adifse), otro ente surgido del mismo decreto, que está presidido por Juan Pablo Schiavi, el ex ministro de Obras Públicas de Jorge Telerman durante su jefatura de gobierno de la ciudad de Buenos Aires.
Esto destierra los rumores sobre un posible traspaso a TBA, grupo que actualmente opera la ex línea Sarmiento, famosa en los últimos días por los incidentes ocurridos en las estaciones Castelar y Merlo debido a las demoras y deficiencias del servicio.
Dentro de los planes el nuevo Tren de la Costa pasaría a tener una tarifa “social” ya que actualmente, recorrer las once estaciones que unen Vicente López con Tigre, cuesta ocho pesos.