viernes, 4, diciembre, 2020
CubaOnLine

La Coalición Cívica, la UCR, el Pro y parte del peronismo disidente presentaron un proyecto alternativo al que propone el oficialismo en Aerolíneas Argentinas y Austral. Plantean crear una sola compañía estatal con los nueve mil empleados que hoy trabajan en las dos empresas.

La oposición no quiere mirar de afuera la crisis de Aerolíneas Argentinas y dijo presente con un proyecto alternativo que aún está en fase de borrador y que fue adelantado el pasado jueves en una conferencia de prensa, en el Anexo de la Cámara Baja. Diputados de la Coalición Cívica, la Unión Cívica Radical (UCR), el Pro; el Frente Justicia, Unión y Libertad (FREJULI) -de los Rodríguez Saá-; y otros ocho bloques, entre provinciales y unipersonales, proponen que de AR y Austral surja una sola compañía estatal en la que trabajen los nueve mil empleados que hoy se desempeñan en esas dos empresas. Dicen que Marsans debe hacerse cargo de toda la deuda -calculada por ahora en 890 millones de dólares- y marcan como ventaja del proyecto que la nueva aerolínea arrancaría sin pasivos. Aseguraron que “va a haber diputados del oficialismo acompañando”. Además, el presidente de la UCR -el senador Gerardo Morales- tiene otro proyecto que es casi igual y que también está en borrador, aunque ya fue presentado ante los gremios: de acuerdo a esta propuesta, la futura empresa se llamaría Nueva Aerolíneas Argentinas S. A.

Postura unificada
“No podemos acompañar el proyecto oficialista, porque busca aprobar un acta- acuerdo entre el Gobierno y Marsans, que constituye un fenomenal fraude al fisco argentino”, sostuvo al inicio de la conferencia el presidente del bloque radical, Oscar Aguad, quien además consideró una “extorsión” por parte del Gobierno el argumento que plantea que si no se aprueba el proyecto K la Argentina se queda sin vuelos. “En todo caso, si eso ocurre será responsabilidad absoluta del Gobierno”, añadió el legislador por la provincia de Córdoba. A su vez, el jefe del bloque UCR compartió con los presentes algunos números: “La empresa tiene en la actualidad un déficit mensual de 40 millones de dólares y se calcula que ponerla en funcionamiento hasta fin de año va a costar unos 700 millones de dólares”.
Por su parte, el presidente del Bloque de la Coalición, Adrián Pérez, destacó que “lo más valioso que tiene hoy la empresa son sus empleados”. Y sostuvo que con el proyecto no K los nueve mil puestos de trabajo (sumando los de AR con los de Austral) se mantendrían “respetando las condiciones de antigüedad, función y remuneración”.
En cuanto a la flota de AR, Pérez consideró que “es vieja, ineficiente por los altos costos que supone en combustible y mantenimiento, y absolutamente heterogénea, dado que hay cuatro familias de aviones, lo que implica dificultades para el mantenimiento, la operatividad y el entrenamiento de los pilotos. Esta propuesta plantea que la flota sea mucho más moderna, dinámica y homogénea”.
Federico Pinedo, titular del bloque del Pro, remarcó que “cientos de miles de puestos de trabajo vinculados al turismo, a la gastronomía y otras actividades centrales para las economías regionales dependen del nivel de conexión aérea que tenga el país”. El legislador macrista también manifestó: “Si hace falta expropiar algún activo, estamos dispuestos a declarar de utilidad pública aquellos activos imprescindibles para la prestación del servicio, y eso incluye al nombre de la compañía si, eventualmente, se considera que es algo fundamental”. Por último, Pinedo indicó que van a proponer que la comisión Bicameral de Reforma del Estado y Seguimiento de las Privatizaciones trabaje en conjunto con la administración que actualmente se está haciendo cargo de Aerolíneas y Austral, “en un mecanismo de supervisión permanente”.

Turbulencias en el plantel
En la comisión Bicameral de Reforma del Estado y Seguimiento de las Privatizaciones, presidida por el kirchnerista Mariano West, hubo un cambio: Adolfo Rodríguez Saá reemplazó a la senadora Isabel Viudes. El diputado radical Rubén Lanceta -integrante de la comisión- le dijo a este medio que eso sucedió porque Viudes “pertenece a un bloque que no es oficialista, pero tampoco decididamente opositor, y por eso podía llegar a jugar con el Frente para la Victoria”. Además, contó que le pidieron a West que Ariel Basteiro deje de integrar ese espacio de debate, “dado que fue representante del Estado en Aerolíneas y es responsable de la situación”.

Contraataque a fondo

Los legisladores opositores criticaron con dureza al Poder Ejecutivo por los 295 millones de pesos aportados a las dos compañías aéreas en las últimas semanas: dicen que 157 millones fueron sacados del programa “Desarrollo de la infraestructura habitacional – Techo Digno”; 50 millones, del programa “Acciones para el mejoramiento habitacional y la estructura básica”; y 30 millones, del programa “Urbanización de villas y asentamientos precarios”.

El diputado del Pro, Esteban Bullrich, sostuvo que “el Grupo Marsans fue uno de los cuatro principales donantes de la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner”.

Los diputados Rubén Lanceta y Pedro Azcoiti, junto a los senadores Gerardo Morales y Alfredo Martínez -todos ellos radicales- presentaron una denuncia penal  ante la Justicia contra el secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime.

Ante la consulta de Mensajero Periódico Turístico, Adrián Pérez calificó a la visita de Marsans al Congreso como “una puesta en escena, dado que los españoles no pudieron explicar el vaciamiento y el Gobierno no pudo explicar la falta de control”.

Buenas noticias K
El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner; los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Transporte, Walter Agosto y Beatriz Daher; y el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, se reunieron con Ricardo Roza,  Fabricio Di Giambattista; el presidente y el vice de Sol Líneas Aéreas, Gustavo Cebreiro y Juan Nyffeneger; el gerente General de Andes, Miguel Ziadi; y el gerente de Comunicaciones de LAN Argentina, Pablo Querol, entre otros, para debatir sobre AR.

El gerente General de AR y Austral, Julio Alak, anunció que se logró renegociar la deuda contraída con la empresa Amadeus y eso permitió que las dos compañías volvieran a participar en el sistema mundial de rese