martes, 24, noviembre, 2020
CubaOnLine

La Asociación Americana de Agentes de Viajes (ASTA) impulsa en los Estados Unidos un proyecto de ley para frenar las especulaciones alrededor del precio del combustible. Según opinión de agentes locales, en nuestro país un proyecto de este tipo resulta por ahora impensable.

Sabido es ya la importancia que para la industria turística a nivel mundial ha tenido el comportamiento en los mercados del precio del petróleo, que ha repercutido de manera más que negativa en las compañías aéreas. Es por ello que los agentes de viajes norteamericanos han lanzado una campaña para convencer a un grupo de senadores para presentar un proyecto de ley que ponga freno a las especulaciones en torno al precio del combustible.
La Asociación Americana de Agentes de Viajes (ASTA) ha conseguido el apoyo del senador demócrata de Nevada, Harry Reid para impulsar la propuesta denominada ‘Stop Excessive Speculation’. Según lo expresado por los agentes de viajes, “si el crecimiento del precio del combustible en la primera mitad de 2008 está afectando a todos los consumidores, a la industria turística la pone en ‘serias dificultades’, siendo como es clave para la economía norteamericana, y por derivación, a los propios agentes de viajes”. La iniciativa plantea la contratación de agentes especializados en vigilar y evitar la manipulación de los precios en los mercados, y ASTA es optimista en cuanto a que –a partir del voto de confianza obtenido en el Senado- se acelere el debate y la promulgación de la futura ley. La iniciativa también busca “incrementar la transparencia y los requisitos de divulgación, a fin de dotar a la ‘Comisión de Comercio de Futuros’ de mayor eficacia en el cumplimiento de su función de supervisión de los mercados de productos”.
 
La situación local
Por su parte, en nuestro país las especulaciones alrededor del precio del combustible se expresan en los adicionales que las compañías aéreas cobran a los pasajeros, cargo extra que –con el correr del tiempo- ha ido incrementando sus ítems y repercute sin piedad sobre las agencias. Existen dos formas de cobro del fuel charge: a los recargos de combustible, aerolíneas como Continental Airlines, COPA Airlines, Iberia y TAM cobran en relación al combustible un cargo ‘Q’, que se incluye en la tarifa base que aparece en el boleto y estipula que las agencias cobren su respectiva comisión. Otras compañías estipulan un cargo ‘YQ’, que no está incluido en dicha tarifa y por lo tanto no prevé la comisión correspondiente.
Al respecto, Fabricio Di Giambattista, futuro presidente de Aviabue y actualmente a cargo de la subcomisión de transporte aéreo de la entidad, comentó a este medio que existe una ausencia de control del Estado en este sentido, y que todavía no se logrado unificar el criterio de cobranza.
Consultado por este medio, Jorge Zarattini, vicepresidente de CERCA, explicó el modo en el que se computa dicho cargo en el caso de los cruceros: “El efecto y el procedimiento es el mismo que con los pasajes aéreos, es una realidad a la que ningún actor del mercado está ajeno. Actualmente el recurso que utilizamos es el que utilizan las líneas aéreas, se agrega un cargo por fuera, llamado fuel suplement, que esperamos que baje”.

Opinión de las agencias
Por ahora, un proyecto de esta magnitud y características resulta impensable en nuestro país. Pero numerosas voces provenientes de las agencias de viajes se levantan a favor de la reducción de los impuestos de los pasajes. Luis Panza, titular de Estuario del Plata, expresó su acuerdo al conocer la propuesta realizada por ASTA: “Yo pienso que está bien, estoy de acuerdo con lo que están haciendo los agentes de viajes estadounidenses. El cargo por combustible tiene que absorberlo la compañía aérea. Pero no sé si es posible hacerlo en nuestro país. Uno nunca sabe lo que va a pasar acá. No se sabe si va a haber aviones, y ni siquiera si van a tener combustible”, expresó el agente, en relación a la inestable situación que hoy se vive tras la vuelta de Aerolíneas Argentinas a manos del Estado nacional.
Por su parte, Marcelo Viera, gerente Comercial de Export, se manifestó en contra de las políticas impositivas de las compañías aéreas, argumentando que estos cargos repercuten en la ganancia final de las agencias: “No comparto la política de las empresas aéreas de combatirnos, porque al fin y al cabo eso es lo que hacen. Durante muchísimos años fuimos socios en el mejor de los aspectos, nos dedicamos a promocionar, a gestionar todo lo que fuera la difusión, operación, reserva y emisión, y hoy somos los enemigos. Para mí eso es una contradicción”.
En referencia a los aumentos de los costos, el gerente se mostró más comprensivo: “Sí entiendo que los aumentos en sus costos obligan a incrementos de tarifas. Lo que no comparto es por qué nos achicaron las comisiones, y por qué esos aumentos en las tarifas se ven reflejados en los impuestos que no son comisionables”, concluyó Viera.

Un manejo equivocado

Marcelo Viera dio su visión sobre el desempeño de las aerolíneas y la postura tomada a partir del alza del petróleo: “Me parece que hubiera sido más fácil que miraran para adentro este nuevo contexto y retocaran los costos internos para tratar de sobrevivir, cosa que no han hecho. Creo que hubiera sido más fácil y productivo fijar un impuesto pequeño a los pasajes y dejarnos participar a nosotros en la difusión y la promoción”.
Pese a esto, Viera dejó en claro que coincide con los aumentos, debido a que “si mis costos aumentan tengo que aumentar mis precios”. “Lo que no estoy de acuerdo es cómo lo manejaron ellos. Porque al fin y al cabo el pasajero lo que mira es el precio final, y con este sistema a las agencias se nos achican las ganancias”, concluyó el geren