viernes, 27, noviembre, 2020
CubaOnLine

En diálogo con Mensajero Periódico Turístico, Di Giambattista se explayó sobre los objetivos que se propone para su gestión, la relación con las demás entidades que agrupan al sector y las perspectivas que ofrece la actual coyuntura económica que atraviesa el país.

En un acto conjunto, el actual presidente de Aviabue, Jorge Andía, y Fabricio Di Giambattista, quien entrará en funciones a partir del mes que viene, realizaron un balance de gestión. El próximo titular de la Asociación conversó con este medio sobre sus expectativas y la proyección que tiene de su mandato en la institución, además de brindar un panorama del sector.  

¿Qué estrategia tiene planeada para atraer más socios? ¿Es este un objetivo prioritario de la Asociación?
En eso se viene trabajando desde hace un tiempo, no sólo en ampliar la cantidad de socios sino la calidad. Nosotros en lo que tenemos que trabajar es en darle más calidad a la cantidad de socios que tenemos actualmente, para mejorar al sector, y al mismo tiempo tenemos que hacer que las agencias grandes, que hoy por hoy están participando poco, participen más, así como también aquellas más chicas que tampoco participan. En líneas generales eso es a lo que vamos a apuntar, a través de lograr que las subcomisiones sean las que generen esta posibilidad, capacidad y necesidad de participación desde el sector.
Sin embargo, lo que nos falta es entender qué es lo que nos pasa a diario, para poder actuar a tiempo, comprendiendo esas necesidades. ¿Cómo nos vamos a dar cuenta de lo que hace falta? Estando con el socio en el día a día y trabajando a la par del mismo, por eso lo que queremos es que tengan su voz dentro de la Asociación, se acerquen y se involucren.
Asimismo, vamos a intentar abrir más canales para estar comunicados permanentemente con nuestros socios, y en esto no vamos a claudicar, porque en definitiva es algo que necesitamos. En este momento hacemos charlas, almuerzos y muchas convocatorias, pero la idea es desarrollar la mayor cantidad de canales posibles para llegar a todos nuestros asociados y generar un feedback.
El resultado de esta política es que nos moviliza para estimular un trabajo permanente, tanto a nivel externo como interno, porque lo que nos alimenta es la inquietud de los socios. Vamos a seguir trabajando por la unión del sector, porque en los últimos años han aparecido distintas cámaras y agrupaciones, y esto hace que nos separemos un poco. Lo bueno es que todas siguen estando dentro de Aviabue y de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo -AAAVyT-, con lo cual, esta institución sigue siendo el ente que rige a todas, y por lo tanto, lo que tenemos que hacer es valorizarla. Tenemos que reagrupar fuerzas, las puertas están abiertas siempre. Aviabue es la regional más importante, la más representativa, pero no deja de ser una regional de AAAVyT, entonces nosotros tenemos que tratar de que todos los sectores se impliquen y tengan su lugar, sin dejar por ello de pertenecer a sus cámaras.   

Más allá de todos los buenos augurios que ustedes puedan tener para Aerolíneas Argentinas, ¿cuál sería el modelo ideal de gestión?
Respecto a Aerolíneas Argentinas, teniendo en cuenta la realidad de la empresa y el hecho de que el Estado nuevamente vuelve a formar parte de la compañía, creo que sin lugar a dudas se debería apostar por un modelo más parecido al de Air France, en donde hay participación estatal, pero también la parte privada está presente, porque es la que le va a dar el salto de excelencia y calidad a la firma. A su vez, algo que también necesita Aerolíneas es llegar a todos los destinos del país, aunque no sean rentables. Entonces, este mix creo que puede ser útil, y es por ello que imagino que el proyecto que fue enviado recientemente al Congreso, por la Presidenta de la Nación, será analizado para detectar cuál es el modelo más conveniente. Yo me inclino por un modelo mixto, habría que ver cómo cierra, pero hay ejemplos en el mundo de los que podemos tomar experiencias y en base a eso, poderlas replicar en nuestro país. En ese sentido creo que un gran ejemplo de gestión es el de Air France.
A Aerolíneas Argentinas le deseamos lo mejor. En lo personal, creo que hay gente muy capaz, sobre todo en la parte Comercial de la firma. Yo estuve reunido con ellos y les transmití que tienen abiertas las puertas de la Asociación para lo que necesiten en cuanto tengan resuelto el panorama, porque hoy se encuentran atravesando un proceso de transición. Nosotros queremos subrayar que la intención es darle todo el apoyo institucional que se merece. Si nos toca colaborar a través de convertirnos en un canal de ventas y podemos tener una participación, lo vamos a hacer. Hay un montón de cosas por hacer, pero esto está muy verde porque este es un proceso que recién empieza.  
 
¿Cómo opina que está repercutiendo en la recuperación del sector la derogación de la Resolución 125?
Para mí el turismo tiene una particularidad muy especial, que es que ante una modificación de tal magnitud siempre es favorable, y los resultados generalmente se visualizan muy rápido. Esto es porque la gente se sacó el problema de encima y a partir de ahí empieza a pensar en disfrutar y comienza a planear sus viajes, creo que estas actitudes se ven inmediatamente reflejadas. La incertidumbre siempre crea un freno, en donde el pasajero lo primero que piensa es  en esperar la resolución del conflicto. Sigue averiguando, pero espera para tomar las decisiones. Así, en cuanto el tema está resuelto se decide muy rápidamente, y nuestro sector en ese sentido corre con muchas ventajas.

¿Cuál es la relación que tiene hoy con el Gobierno de la Ciudad y cómo piensan trabajar en conjunto en el largo plazo?
Nosotros en la comisión directiva estamos trabajando muy fuerte de la mano de Ambrosio Mayer, que es presidente de CATBaires y a su vez forma parte del Ente Mixto. Él representa nuestro canal de comunicación que, además del diálogo directo que podamos llegar a tener, va a servirnos para comunicarnos mejor con la Ciudad.
Al mismo tiempo, nosotros estamos participando de todas estas iniciativas, hay un montón de cosas en las que estamos trabajando, y mi idea es que trasciendan absolutamente todas estas acciones, porque a veces no tenemos tanta difusión. Entonces, el ente mixto está tratando de despegar con mucha fuerza, tienen en mente y están realizando muchos proyectos y nosotros, a través de la Asociación, vamos a darle difusión a las distintas ofertas que se creen a través del ente y de la CATBaires.

¿Cuál es la postura que se va a adoptar para esta gestión? ¿Se va a continuar en la línea negociadora propuesta por Jorge Andía?
Hay que charlar, hay que hablar, hay que volver a transmitir y definir concretamente qué es lo que queremos y pretendemos. Nosotros sabemos que no podemos vivir con el uno por ciento y las compañías lo saben. Este es un tema puntual de confrontación, pero hay otro tipo de pequeñas disputas para el bien común de los socios.
Nosotros a veces encontramos distintas injusticias que se van dando en diferentes sectores, son cuestiones que se salen del famoso tema de las comisiones, por las cuales nosotros siempre vamos a luchar, ese diálogo no lo vamos a terminar nunca.
Con esa realidad y ese panorama nosotros tenemos que seguir avanzando, el mundo no se termina en esto, tenemos que buscar alternativas y herramientas para que el agente de viajes salga adelante y no baje los brazos. Nosotros le pedimos a LAN que copie el modelo que tiene en Chile y ellos lo están analizando, pero esto mismo también se lo hemos pedido a muchas otras compañías.
En las tarifas caras tenemos mayores costos en lo referente a manejo de dinero, de seguros, de un montón de cosas, que tenemos que afrontar por la misma plata, y a veces es realmente muy difícil cobrar más. Estará en el expertisse de cada uno cómo cobrarlo, en agencias corporativas esto está incorporado, pero es diferente en las agencias que estaban acostumbradas a la otra modalidad.
En perspectiva, hay que hacer el salto, hacer la transformación que los tiempos actuales requieren y nosotros estamos para ayudarlas a eso. Es cierto que no tenemos la solución mágica, pero tenemos las herramientas y la convicción necesaria, por lo que estamos seguros de que  podemos ayudarlas a buscar soluciones y a resolver todos sus problemas.
Mi idea y mi objetivo es poner el hombro como lo hizo Jorge durante todos estos años, con el compromiso de los medios del trade para difundir nuestras actividades y nuestros proyectos. 

Una cuestión de familia

“A Jorge (Andía) le costó convencerme, esta propuesta ya me la habían hecho en marzo. En realidad  a mí lo que más me dificultaba no era asumir esta responsabilidad, porque hoy estoy con las pilas recargadas para asumir y llevar adelante esta gestión con muchísimos proyectos. Pero el mayor miedo que me daba el hecho de aceptar este cargo en la Asociación era desproteger a mi empresa, que es de lo que vivo y en donde tengo todas mis energías puestas.
En mi caso me ayudó el apoyo de mi padre (Ramón Di Giambattista), pero fue difícil tomar la decisión porque hay que dejar un montón de cosas.
El consejo que me dio mi padre fue que me preparare y me cuide, porque yo no soy un político y me iré haciendo a los tumbos en esto, pero él estuvo muy contento y conforme con mi decisión”.

Perfil

-Un destino: Con la familia, Disney
-Una comida: Pizza y pasta
-Un perfume: Farenheit
-Un libro: La Biblia
-Una película: Las de aventuras
-Una mujer: Mi madre, mi esposa y mi hija
-Un defecto: Soy obsesivo
-Una virtud: Soy afectuoso
-Una tristeza: La muerte de mis abuelos
-Una alegría: La familia
-Si no fuera lo que es,¿qué le hubiera gustado ser?: Ingeniero
-Un deporte: El fútbol (y River) <b