lunes, 30, noviembre, 2020
CubaOnLine

Inversiones que se paralizan. Inversiones que se posponen. Inversiones que finalmente se llevan a cabo. El panorama de inversiones hoteleras en la alterada Argentina de hoy se mantiene oscilante.

En la turbulenta actualidad argentina de 2008, no son muchos los inversores privados que se atreven a inmiscuirse en el turismo local.
Luego de quedar en la historia, tras desempatar uno de los debates más caldeados de los últimos años en el Senado de la Nación, el vicepresidente Julio Cobos expresó ante los medios, al salir de su casa, que había que pacificar al país y que éste no podía continuar paralizado por un conflicto. Que su comercio, turismo y otros sectores de la economía deben reactivarse de manera urgente.
Pero mientras el país miraba hacia el Congreso y hacia el campo, se frenaban inversiones en el sector hotelero.

Los que no
El presidente de la AHT, Guillermo Lavallén, en diálogo con Mensajero Periódico Turístico informó: “Estamos haciendo un relevamiento, que vamos a tener listo en diez días, sobre todo en Iguazú, Ushuaia y también en Mendoza, que es donde se registraba la mayor cantidad de inversiones hoteleras del país”.
Diversos emprendimientos relacionados con paseos comerciales en la Capital Federal, que se preveían para los barrios  Recoleta, Palermo y Puerto Madero, están a la espera de la evolución de la situación del país. En ese sentido, en Villa La Angostura informaron la semana pasada que el porcentaje de obras se redujo a la mitad.
Por otra parte, las demoras en grandes proyectos están afectando al sector turístico de alta gama en la Ciudad de Buenos Aires. En el Dique 1 de Madero Este, sobre la calle Dellepiane, la compañía Newside es la encargada de llevar adelante la edificación del complejo Madero Harbour en un predio de 20 hectáreas, con una inversión prevista de alrededor de 200 millones de dólares. En teoría, la obra está cumpliendo con los plazos anunciados, pero los desarrolladores admitieron la semana pasada, en una nota publicada en el matutino Crítica, una baja importante: el lujoso hotel Jumeirah, de origen árabe, decidió no desembolsar los 60 millones de dólares que le significaban la llegada al país.
“Lo que estamos viendo es que las inversiones se estaban frenando un poco o que se estaba estudiando y reestudiando el tema. Sólo en algunos casos he escuchado que lo habían paralizado. Todos están esperando a ver qué pasa, sobre todo en relación a la situación actual del país”, afirmó el presidente de la AHT.

Los que sí
Otros proyectos hoteleros todavía siguen en pie, algunos de ellos involucran al propio Lavallén que sostuvo: “Nosotros desde el Alvear Palace Hotel tenemos dos proyectos y los seguimos para adelante, uno de ellos es en Puerto Madero”.
Pero en este clima de incertidumbre todavía se llevan a cabo aperturas de complejos hoteleros; la semana pasada se inauguró Portal Iguazú, un nuevo cinco estrellas, que implicó una inversión de diez millones de dólares. Este complejo apuesta a captar un turismo de alto poder adquisitivo, pero también a ofrecer paquetes adecuados a la economía local.
Si bien es propiedad de la familia Closs -a la cual pertenece el Gobernador de la provincia-, la marca Amerian es la que posee la franquicia de este hotel ubicado frente a la unión de los ríos Paraná e Iguazú sobre el hito Tres Fronter