domingo, 29, noviembre, 2020
CubaOnLine

A pesar de que todavía son utilizadas como un complemento para las agencias de viajes físicas, la tendencia marca un aumento de la comercialización de productos on line. En esta edición, Mensajero  Periódico Turístico analiza el avance de este mercado en la Argentina.

La tendencia se hace sentir a nivel mundial: cada vez hay más agencias en todo el mundo que optan por comercializar sus productos a través de Internet.
Como consecuencia de esto, en países como España se ha instalado el debate sobre si es más beneficioso y más económico para los clientes comprar mediante estas agencias virtuales o hacerlo a través del clásico mostrador.
En nuestro país, esta polarización de agencias virtuales versus físicas todavía no está instalada, y los agentes de viajes locales prefieren apostar a la web, solamente como un canal complementario de comercialización de sus productos.
Mensajero Periódico Turístico dialogó con Walter Rodríguez, secretario de Aviabue, quien brindó su postura acerca del panorama local de las agencias y su relación con la red de redes: “En principio en la Argentina hay una sola agencia grande que vende on line como canal fundamental. Eso ya marca una diferencia. El resto tienen, además de presencia en Internet, canales tradicionales de venta. Por lo tanto, decir a partir de esto que es más barato el canal on line que el tradicional es imposible”, señaló  en ese sentido Rodríguez.
El secretario de Aviabue, además, resaltó: “Si consideramos que todas las demás agencias tienen un canal mixto nunca sería posible marcar una diferencia, y la que es on line tampoco es más barata, es decir, a nivel precios tampoco se establece algún tipo de diferencia”.

Una cuestión cultural
Por su parte, Alejandro Tamer, CEO de Despegar.com, en diálogo con este medio expresó su opinión sobre las distinciones estructurales y operativas entre su agencia y las tradicionales: “Las agencias de viajes on line tienen como principales diferencias para el cliente la facilidad de uso, la rapidez, la comodidad y la eficiencia. La gran ventaja de Despegar.com respecto de una agencia tradicional es que brinda la posibilidad de comprar sin intermediarios.
En relación a lo que ofrece este sitio en la web, Tamer explicó: “Cuando el usuario ingresa a nuestra página web encuentra ofertas de variados proveedores, lo que le permite comparar precios y conseguir siempre el mejor para su compra. Esta es la ventaja que Internet tiene: provee herramientas que facilitan y enriquecen la experiencia de compra, sumado a la información del destino o mapas interactivos, entre otras cuestiones”, concluyó.
Por otro lado, según Walter Rodríguez, no existe todavía en la Argentina una cultura de compra vía Internet consolidada, lo que hace que  un gran segmento de clientes  se vuelque a realizar operaciones a través del mostrador.
Rodríguez  agregó: “Si existe algún tipo de diferencia en cuanto a los niveles de compra es solamente cultural. El hábito de comercializar por Internet en este país está creciendo rápidamente, pero por ahora sigue siendo minoritario”, aseguró el secretario.

La clave es estar
Más allá de cualquier dicotomía, algo que queda fuera de discusión es la necesaria e indispensable presencia de las agencias de viajes en la web, lo que se constituye como una herramienta de venta realmente fundamental.
Según enunció Tamer, en  Despegar.com están siempre atentos a la satisfacción del cliente y se sirven de Internet como termómetro de ello: “Una de las diferencias con respecto a las agencias tradicionales que expresamos en nuestras políticas de ventas es la medición de la satisfacción del cliente a través de encuestas on line.
Cada vez que se realiza una compra, el cliente recibe un cuestionario donde puede brindar su opinión y sugerencias. La estrategia de Despegar es adaptarse al mercado en el que comercializa, por lo tanto, modifica su política de compra de acuerdo a los resultados que se obtienen de las encuestas”.
En cuanto a los mitos y realidades sobre el rango etario que utiliza Internet como herramienta de compra, de acuerdo a  Despegar.com afirmaron que se ubica entre los 25 y 45 años, debido a obstáculos más bien “de índole cultural”.
Según Rodríguez, “para una agencia es indispensable tener algún tipo de presencia on line. Cada uno conoce su negocio y sabrá bien qué nicho atacar, y si le sirve o no. Personalmente creo que es imprescindible estar. ¿Cómo estás? Depende de lo que se busque, cada agencia va encontrando su espacio. Por otro lado, de un tiempo a esta parte estuvo creciendo mucho el contacto vía web a través de distintas modalidades. La cantidad de personas que se contactan con las agencias por medio de Internet es cada vez mayor, después la venta puede cerrarse de distintas maneras”. Y concluyó: “Es lo mismo que un aviso en el diario. Aún en la web tenés el que busca el precio más barato y el que busca calidad y servicio. En ese sentido, es evidente que lo mismo que pasa en la calle, pasa en Internet”.

Dos polos en España

En este país se desató recientemente la polémica. Un comunicado de la agencia on line Viajes y Ofertas aseguró que comprar viajes en una agencia tradicional “puede encarecer el producto de cinco a diez veces frente a la compra por Internet”, según publicó el portal turístico Hosteltur. De esta manera, se pusieron en duda las políticas comerciales utilizadas en ambas modalidades, pero estas declaraciones fueron rápidamente rebatidas por numerosos profesionales de la industria española, que este año registró una caída del 0,8 por ciento en la conexión a la red Amadeus. Debido a la crisis económica que sufre el país, se prevén a partir de septiembre cierres de agencias, cuyo número se conocerá en función de cómo se desarrolle la